Último momento
recent

Autoridades de Jesús María presentaron por primera vez sus declaraciones juradas de bienes

Se trata de una obligación fijada por la ordenanza 4017 que sancionó el Concejo Deliberante de la ciudad y que establece dos formularios de declaración, uno cuyos datos se publica en la web y otro reservado del que da fe una escribana.

El intendente Luis Picat y todos los secretarios de la Municipalidad de Jesús María presentaron esta semana las declaraciones juradas en las que exhibieron el estado patrimonial con el que accedieron a sus tareas como funcionarios públicos.
Desde el retorno de la democracia, se trataría de la primera vez en que funcionarios públicos municipales acceden a brindar información sensible sobre sus patrimonios, pese a que existía y estaba vigente una ordenanza desde 1994.
El Concejo Deliberante de la ciudad decidió este año actualizar aquella norma y adaptarla a nuestros tiempos, hecho que tomó forma con la sanción de la ordenanza 4017.
Allí, se estableció la obligatoriedad de la DDJJ al Departamento Ejecutivo (intendencia, secretarías, direcciones, asesoría letrada); a los y las ediles, sus secretarías y asesorías permanentes; a las y los tribunos de Cuentas, más secretaría y asesoría permanente; al Juzgado de Faltas y su secretaría; y a los Miembros de Entes Autárquicos o Integrantes de Sociedades de Economía Mixta, más sus asesores y asesoras.
Ya en el apartado www.jesusmaria.gov.ar/declaraciones-juradas/ pueden consultarse las declaraciones de Luis Picat, Federico Zárate, Edgar di Filippo, Adolfo Gros y Marianela Piazzano.

El resto de las DDJJ debieran estar subidas antes del 10 de septiembre, según se anticipó.
Vale aclarar que cada funcionario rellenó dos formularios, uno A y uno B, que tienen diferencias entre sí.
La que cualquier vecino podrá consultar en la web municipal es el formulario A que sólo incluye bienes inmuebles y muebles registrables. Por eso, quien ingrese accederá a información sobre viviendas, departamentos, lotes o vehículos particulares.
En el formulario B, de carácter confidencial, los funcionarios debían informar, además, sobre depósitos bancarios en pesos y dólares, acciones, títulos, valores cotizables en bolsa, participaciones societarias, créditos, ingresos anuales por otros trabajos, jubilaciones o pensiones, rentas, bienes suntuarios, maquinarias no registrables, deudas hipotecarias y prendarias, y derechos litigiosos.
“Esta es la manera en que la gestión asume el compromiso ético con la comunidad para que esta palabra, transparencia, no sea solamente una declamación de principios y valores sino la piedra fundacional del ejercicio de la función pública, de la política como servicio y no como una manera de servirse de ella”, señaló el intendente Picat durante la presentación de las DDJJ.
“El objetivo -añadió- es garantizar un control más eficaz y eficiente que permita prevenir, sancionar o eliminar cualquier hecho que pueda encuadrarse bajo un supuesto de corrupción y posibilitar a la ciudadanía ejercer el control de los fondos que le pertenecen a cada uno de los jesusmarienses”.
Si un funcionario incumple con la obligación de presentar la declaración jurada o falsea sus datos podrá ser removido o destituido del cargo, dependiendo de si se trata de cargo electivo o político.

Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.