Último momento
recent

¿Nos relajamos en exceso?

Una creencia generalizada nos hizo pensar que el coronavirus no circulaba en nuestra zona y, hoy, nos enfrentamos a la posibilidad cierta de un brote.

Si alguno pensó que nuestra microrregión era una isla y que estábamos a salvo de la llegada del coronavirus, lamentamos notificarle que estaba equivocado de acá a la China.
Está claro que cada comunidad debe caminar su propio camino, pero nos hubiera ido distinto si, al menos, hubiésemos tomado nota de lo que pasó en localidades como Oliva y Marcos Juárez.
No es que ellos se cuidaban menos que nosotros ni que tenían menos herramientas. Es que ellos, seguramente, menospreciaron la infectividad del coronavirus, su capacidad de extenderse rápidamente y en progresiones aritméticas.
En la mayoría de los nuevos contagios, el relajo del segmento de la población más joven viene siendo el detonante principal. Jóvenes que concurren a fiestas clandestinas o que se juntan en domicilios particulares, pero sin respetar medidas de distanciamiento físico o uso del tapabocas.
Y eso es lo que, parece, podría haber ocurrido en una tríada de encuentros entre jóvenes de Villa del Totoral, Colonia Caroya, y Jesús María, donde se concentran los casos dados a conocer este fin de semana.
Aunque sea comprensible el hartazgo o la intuición de que ellos y ellas podrán contagiarse sin padecer los síntomas que sí afectan a los grupos de riesgo, no deja de ser reprobable que no hayan hecho lo suficiente para minimizar los riesgos.
Nuestra zona enfrenta la posibilidad bastante concreta de haberle dado inicio a un brote de contagios y a la necesidad de que las autoridades tomen medidas antipáticas para algunos sectores del comercio.
Nadie puede pensar en este momento en el retroceso hacia estadíos propios de los primeros tiempos de la cuarentena, pero para frenar la cadena de contagios, seguramente, se tomarán medidas que minimicen los riesgos. ¿Será el precio por habernos relajado demasiado?.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.