Último momento
recent

Jesús María cambia a una perspectiva inclusiva el abordaje de la salud mental y las adicciones


El abordaje de la problemática no quedará solo restringida al equipo de salud mental sino que será transversal a toda otra área que pueda hacer un aporte en la “reconexión” con la red social.

Para una persona que padece alguna enfermedad mental o que se encuentra en el laberinto de las adicciones, lo más difícil es volver a reconectarse.
Porque en la misma medida en que se van adentrando en sus problemas, se van desligando de sus cotidianeidades. Pierden lazos con su familia, con sus amigos, con su trabajo, con sus aficiones y placeres, se van quedando solos y encerrados.
Es la razón por la que muchos tratamientos fallan: porque al paciente le cuesta muchísimo armar un proyecto de vida  si está desconectado de su entorno.
A ese diagnóstico llegó el equipo de salud mental de la Municipalidad de Jesús María y que está bajo la órbita de la Subsecretaría de Equidad e Inclusión. Y con esa certeza, se planteó un cambio de perspectiva en el abordaje.
La titular del área, Graciela Casarín, lo resumió en estos términos: “Planteamos un cambio de mirada que permita la articulación de las diferentes áreas que pertenecen a la Municipalidad -Cultura, Deporte, Educación, Agencia de Desarrollo Económico- para poder trabajar en los tres niveles de intervención que son promoción y prevención, asistencia y acompañamiento, y la reinserción social”.
En síntesis, el municipio quiere trabajar antes de que aparezca un problema de salud mental o de adicciones, pero también durante el padecimiento del problema y pensando en el después de que lo pueda atravesar con asistencia transversal e interáreas.
El jefe del equipo de Salud Mental, Federico Torriglia, lo resumió en los siguientes términos: “Necesitamos generar un proyecto de vida en esas personas, porque quienes concurren al espacio terapéutico lo hacen con una disminución en sus vínculos sociales, familiares, laborales. El proceso tiene que culminar con la creación de un proyecto de vida y reinserción en eso que se perdió”.
La intención es que esa transversalidad pueda ir prestándose en aquellos rincones de la ciudad donde sea necesario abordar la problemática de la salud mental y que no quede restringido solamente al funcionamiento de la Usina que, hoy, está concentrado en el Centro de Salud de la Costanera. La intención es que toda la comunidad tenga acceso a los servicios cerca de su domicilio.
No obstante la apuesta, también está prevista la creación de un Centro de Día donde el paciente pueda ir armando aquel proyecto de vida que se le sugiere desde el municipio.
Vale mencionar que la pandemia no fue obstáculo para seguir avanzando en el proyecto. “Nos hemos seguido reuniendo con los equipos por zoom, trabajando, y saliendo en algunos casos a intervenir. El trabajo fue continuo durante todo este tiempo”, aclaró Casarín.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.