Último momento
recent

Jesús María aguarda recomendaciones del COE, a raíz de la aparición de cuatro casos de Covid-19

Las autoridades jesusmarienses detectaron el caso cero y solicitaron al gobierno de Córdoba el envío de testeos rápidos para unas 200 personas que estuvieron en contacto con los contagiados.

Prudencia e incertidumbre son las dos palabras que mejor describían el ánimo de las autoridades municipales de Jesús María, tras recibir la confirmación de que, entre viernes y sábado, habían aparecido los primeros cuatro casos locales de Covid-19.
En paralelo, se conocía la noticia de que Colonia Caroya había registrado su segundo caso en una semana y que, en ambos casos, la fuente de contagio habría sido un contacto estrecho de Villa del Totoral.
La preocupación de las autoridades es que estos nuevos casos locales pertenecen a una franja etaria que va entre los 28 y los 35 años y que, en la mayoría de los casos, cursaron la enfermedad casi sin síntomas desde la semana anterior, según se especula.
Ninguno de ellos tuvo que ser hospitalizado y junto a sus familias estaban en aislamiento preventivo.
Además, se trata de personas con una vida social y laboral bastante intensa con lo que armar la red de contactos estrechos está demandando un esfuerzo extra del COE local. Tuvieron que sumar más gente para llamar por teléfono y pedirles que mantengan aislamiento domiciliario hasta tanto se los pueda hisopar y descartar que tengan coronavirus.
Esa red de contactos personales podría alcanzar a unas 200 personas, razón por la que el intendente Luis Picat dialogó con el jefe del COE Central, Juan Ledesma, para solicitar el envío urgente de tests rápidos de modo de ir descartando contagiados y concentrarse sólo en casos que precisarán hisopados.
Jesús María tenía identificadas dos ramas de contagio bien diferenciadas, pero en ambos casos sabiendo cuál había sido el caso cero, algo muy valorado en términos epidemiológicos.

Esperan recomendaciones

El otro dato saliente de los casos detectados este fin de semana es que se trata de personas que frecuentan bares y restaurantes, negocios sobre los que, según se especula, el COE Central podría recomendar una suspensión temporal de, al menos, 72 horas, hasta tanto se disipen las dudas que persisten respecto de la magnitud de los posibles contagios.
Aunque Picat evitó preguntarle a Ledesma sobre lo que ya se vio en brotes como los de Oliva o Marcos Juárez, la propia autoridad sanitaria le dijo que se prepare para que el martes próximo la cifra se eleve a 20 casos.
Otra de las medidas que podría recomendar el COE es recortar el horario de funcionamiento del sector comercial y retrotraerlo al horario que, durante gran parte de la cuarentena tuvo: entre las 19 y las 20.
No se destacaba que este domingo llegase personal de Epidemiología de la Provincia para colaborar con las tareas que ya está realizando el municipio.
De hecho, personal de la GUM montó un operativo grande durante la noche del sábado controlando bares, cafeterías, y restaurantes para asegurarse de que cumplían con la capacidad máxima permitida, distancia entre las mesas, y cumplimentación de las medidas de higiene y salubridad exigidas en los protocolos.
En principio, los nexos entre Totoral, Caroya, y Jesús María, en las franjas etarias antes descritas, explicarían que se haya roto un período muy prolongado sin casos positivos locales.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.