Último momento
recent

Nuestra zona lleva 113 días sin casos locales de Covid-19


Sin embargo, el crecimiento de la curva de contagios tiene preocupadas a las autoridades sanitarias y políticas de nuestra región que piensan en cómo impedir que el coronavirus genere un brote si llega a contagiarse algún vecino.

Locales, lo que se dice, locales, nuestra zona solamente tuvo dos casos de Covid-19: uno de un vecino de Jesús María que hizo la cuarentena en Colonia Caroya y un amigo de él de La Pampa (la de Córdoba), quienes junto a un tercer amigo venían de vacaciones de Brasil.
No necesitaron internación en el Hospital Vicente Agüero y cumplieron la cuarentena en la casa que habían alquilado en Caroya hasta que sanaron. De hecho, se conoció que uno de ellos hizo la donación de plasma para las investigaciones que se vienen realizando para tratar la enfermedad.
Y el hospital durante todo este tiempo solo tuvo dos internados por Covid-19. El primero de ellos fue un exfuncionario de Rafaela, Santa Fe, quien permaneció desde el 23 de marzo 45 días internado hasta que fue dado de alta. El hombre de 63 años de edad tuvo alguna complicación en un tramo de su internación y necesitó asistencia respiratoria. Nunca llegó a estar de gravedad extrema.
El segundo internado fue el transportista que fue dado de alta esta semana, pero que no necesitó casi asistencia sanitaria porque era de los pacientes conocidos como asintomáticos. Salvo algunos valores de laboratorio, no tuvo nada que se le parezca a estar enfermo.
La ocupación de camas críticas, incluyendo aquellos pacientes que no padecen Covid-19, siempre estuvo en el hospital referente de área por debajo del 10 por ciento. Esta semana, por ejemplo, había un sólo internado como sospechoso de Covid y el resto de las camas críticas vacías.
Sin embargo, las noticias sobre la progresión de la curva de contagios y el cálculo matemático de que durante agosto podría a llegar a tener la provincia 100 casos diarios, mantienen a las autoridades sanitarias locales alertas.
Al cierre de esta edición, se conocía la noticia de que Salsipuedes había registrado un nuevo caso de Covid-19, en un paciente de 40 años con síntomas y la comunidad esperaba el resultado de los hisopados practicados a sus contactos estrechos.

Esperando que llegue

Pareciera casi inevitable la aparición de algún caso local por infinidad de variables, más allá de todas las flexibilizaciones con las que cuenta nuestra zona.
Lo que no quieren es que la aparición de ese caso se convierta en brote. Por eso, los municipios locales resolvieron varias cosas y peticionaron otras.
Tras la celebración del día del amigo, los inspectores municipales salieron a notificar a los dueños de bares y restaurantes que la cantidad de usuarios por mesa bajaba de un máximo de diez a seis, por citar un ejemplo.
Paralelamente, instruyeron al COE Jesús María que solicite a las autoridades del Central la colocación de una barrera sanitaria a la altura del peaje de Juárez Celman.
Esto es, que no haya que hacer volver a quien circule sin autorización ni permiso cuando ya llegó hasta el control de Estación Caroya donde la ruta tiene sólo siete metros de ancho.
La opinión de los jefes políticos locales es que es más fácil generar el “retén” en el peaje donde la playa para maniobras es inmensa y existen rotondas donde hacer los giros sin poner en peligro el flujo normal del tránsito.
La petición se da en paralelo a la difusión en redes sociales de comentarios de vecinos que aseguran no haber sido controlados ni a la ida ni a la vuelta de la ciudad de Córdoba, donde hay varios brotes activos.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.