Último momento
recent

Masiva concentración ciudadana y del campo en rechazo de la expropiación de Vicentín

Sinsacate hizo la punta y salió primero a manifestarse en un banderazo y caravana que no estuvo exenta de cuestionamientos al gobierno nacional, pero que también recibió reproches en las redes sociales.

En una jornada nacional de protesta, que se llevó a cabo pese a que el Gobierno Nacional anunció que dará marcha atrás con la expropiación de la cerealera Vicentín, unas 300 personas en unos 200 vehículos de todo tipo (tractores, automóviles, camionetas) se movilizaron entre Sinsacate y Jesús María.
Lo hicieron durante la mañana de este sábado, partiendo desde la mítica rotonda de ingreso a la localidad. Fue una de las mayores concentraciones vistas desde aquellas protestas de 2008 cuando el sector agropecuario rechazó la polémica resolución 125.
Además de productores del campo, se sumaron colegios profesionales, cámaras comerciales y vecinos de a pie, movilizados bajo el lema “en defensa de la propiedad privada”.
En un momento, la fila de vehículos superó los seis kilómetros de longitud y generó algunos cuellos de botella, especialmente, cuando recorrieron las céntricas calles de Jesús María.
La marcha concluyó en un espacio verde paralelo a la ruta 9, donde cada manifestante se quedó al costado de su vehículo, mientras un locutor leía un manifiesto con las consignas de la protesta.
“Estamos en una situación económica difícil, transcurriendo 90 días de encierro, en un marco de recesión, inflación galopante, aumento de impuestos, default de la deuda soberana, inseguridad creciente. Vemos al Poder Ejecutivo Nacional que valiéndose de falacias y aparentando buenas intenciones pega un manotazo a una empresa en problemas, atropellando la ley”, se señaló en el tramo más duro del manifiesto antes de concluir con la frase: “No nos expropien, déjennos trabajar en paz”.
El simbolismo respecto de la coincidencia con el día de la bandera estuvo presente a lo largo de toda la marcha.
Sobre las implicancias de la eventual intervención de la cerealera Vicentín, en el manifiesto resumieron: Implicará mayores costos a los ciudadanos, porque vamos a asumir ese pasivo todos con nuestros impuestos o con más emisión. También, intervenir un mercado que hasta la fecha ha sido transparente, y fomentar un nuevo nido de corrupción.
Paralelamente, dejar un antecedente peligrosísimo hacia el futuro, y sumar una nueva empresa deficitaria más para el Estado que, lamentablemente, ha demostrado su incapacidad para administrar.
Finalmente, mencionaron la pérdida de competividad, el desplazamiento de la justicia de su rol natural y constitucional, y el deterioro de las instituciones de la república, además de espantar cualquier intento de inversión

Los reparos a la movida

Aunque pasamos del “aislamiento social” al “distanciamiento social”, el DNU presidencial que estableció la cuarentena -por estos días flexibilizada- no permite la concentración masiva de personas ni la permanencia en las calles sin motivo.
Este fin de semana tampoco se podía movilizarse entre departamentos, pero en la concentración estuvieron presentes productores de Río Primero, de Deán Funes y de Cruz del Eje.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.