Último momento
recent

Agrónomos con visión ecológica están en acción

En Tiere convergen muchos ingenieros agrónomos que ejercieron en la agricultura tradicional pero fueron migrando hacia una visión ecológica y respetuosa del ambiente.

Detrás de un pequeño gesto, como puede ser la entrega de un kit de lombrices californianas para arrancar con una compostera casera, se encierra un objetivo mucho más amplio y noble.
Porque la entrega reciente de ese kit en la plaza Pío León el miércoles pasado -y que continúa este miércoles 3 de junio- es la punta del iceberg de un trabajo que vienen haciendo profesionales que se agruparon bajo el nombre de Tiere.
Además de ingenieros agrónomos, en el grupo hay productores y entre ambos vienen intentando trabajar en forma interdisciplinaria en la producción sustentable, generando nuevas alternativas productivas, económicas, ambientales y socialmente sostenibles para toda la región.
Se dieron a conocer formalmente en enero de este año con una recorrida por lotes modelo de producción que van migrando hacia la agroecología.
En esa recorrida, vieron sojas no transgénicas, lotes donde se disminuyó el uso de herbicidas al 50% y otros en los que directamente no se utilizan, y vieron en terreno el uso de bioinsumos para el manejo de plagas.
Tiere cuenta con el respaldo de la Sociedad Rural de Jesús María y muchas de sus acciones son difundidas a través del sitio y de las redes de la entidad gremial.

Inicio en el compostaje

Y la pandemia no pudo frenar el impulso con el que viene el grupo. Por ese motivo, convocaron para el miércoles pasado en la plaza Pío León a una entrega de lombrices californianas y ofrecieron asesoramiento y material didáctico a quienes tienen ganas de iniciarse en casa en el compostaje.
“La idea es investigar y desarrollar para que vaya creciendo la actividad y pudiendo contagiara a cada vez más gente, porque no hay muchas experiencias en la zona”, explicó la ingeniera agrónoma Mariela Puerta quien, a su vez, le ayudó al municipio caroyense a desarrollar muchas de las iniciativas agroecológicas que hasta hoy tiene en marcha.
“La agroecología -añadió Puerta- tiene una base y una pata muy fuerte en lo que es la parte social y llegar a la comunidad. Y como nosotros asumimos el compromiso de apostar a la agroecología de una manera integral, no quisimos descuidar esa parte social”.
“Por eso nos pareció una acción de impacto muy fuerte hacer algo tan simple como fomentar la compostera en casa. La gente con los residuos orgánicos que genera día a día lo puede volcar a su compostera y con un proceso de humificación a través de las lombrices californianas que son las que comen ese alimentos que después excretan para formar el humus que es un abono con características muy buenas para aplicar al suelo y que  ayude a tener mucho más lindas las plantas de jardín o tener la propia huerta familiar”, explicó la profesional.
Excepto residuos orgánicos de origen animal, las grasas, aceites, y los alimentos condimentados, casi todo puede ir a la compostera familiar. Yerba usada, restos de te y café, de verduras y frutas, las servilletas que no estén muy sucias, todo eso puede ir a la compostera hogareña.
“Si pudiéramos -acotó Puerta- generar esa conciencia, si cada habitante lo hiciera en su casa, sería una solución muy grande para los municipios porque la reducción de basura que habría sería muy significativa”.
Por lo pronto, la primera entrega se agotó en menos de una hora y hay nueva fecha para este miércoles 3 de junio.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.