Último momento
recent

Sinsacate reanudó la reforestación de espacios públicos

Tras haber sumado a la ingeniera agrónoma Andrea Mansilla al equipo de trabajo, Sinsacate encaró un proceso de forestación de espacios públicos con especies típicas.

Por estos días, personal municipal de Sinsacate lleva adelante la primera parte de un plan integral de ampliación de forestación en espacios públicos a través del cual se colocarán en total unos 80 árboles de tres especies autóctonas : aguaribay, cina-cina y algarrobos.
Durante el transcurso de la semana se completarán tareas sobre la avenida Leopoldo Reyna, en la Terminal de Ómnibus, la Capilla de la Virgen de Guadalupe, en la Plazoleta de los caídos en Malvinas y también en la zona de juegos de Plaza  Nóbile.
El proyecto es encabezado por la ingeniera agrónoma Andrea Mansilla que se incorporó, recientemente, al equipo municipal en el Área de Ambiente. Mansilla viene trabajando des-de 2011 en La Red Argentina del Paisaje, Nodo Córdoba, y desde ese espacio diseñó un proyecto de revalorización del Camino Real que tuvo buena recepción en su momento, pero que fue muy difícil poner en marcha ya que implicaba decisiones legislativas y ejecutivas en los municipios de la zona.
La intención de ese trabajo era lograr la revalorización paisajística de los 176 kilómetros de recorrido del Camino Real y que en 2012 tendría su correlato con la recuperación de la mayoría de las postas por parte del gobierno de Córdoba.
En 2011 también, también por impulso de Mansilla, el Concejo Deliberante sancionó  la ordenanza  637/2011 que declaró de interés  municipal a los árboles que estén dentro del ejido del municipio.
La declaración incluyó a los que están en espacios públicos (veredas, plazas), los que están entre la línea de retiro y la municipal, y los que están -incluso- en propiedad privada. Particularmente, se protegió a los árboles que están sobre el Camino Real que sean “nativos, añosos y de singular belleza”, por ejemplo: algarrobos, talas, quebrachos blancos, jacarandáes, y ceibos.

Pensando en la arboleda

En 2014 y como parte de su trabajo como docente en el Instituto Nuestra Señora del Rosario del Milagro, Mansilla incentivó a los alumnos a montar un pequeño vivero de autóctonas y de esa producción se extrajeron  100 algarrobos y acacias que el municipio de Jesús María utilizó para forestar el Camino Real desde el Museo Jesuítico hasta pasando el colegio.
En resumen, Mansilla lleva alrededor de nueve años insistiendo desde lo profesional y en su caracter de vecina que reside sobre el Camino Real en el cuidado y multiplicación de la arboleda y que cualquier intervención sea criteriosa.
Ahora, tiene en sus manos la chance de formar parte del equipo de Carlos Ciprián y de tener una incidencia directa sobre el tema. Esta primera acción, la de plantar 80 ejemplares autóctonos en espacios públicos, viene a respaldar todos sus antecedentes previos y a confirmar que tiene entre ceja y ceja su idea de lograr que el Camino Real multiplique su valor histórico con el cuidado de su valor paisajístico.

Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.