Último momento
recent

Seguimos aprendiendo...

Cuando todo parecía controlado, un sólo caso de coronavirus en Saldán hizo trepar las estadísticas de Colón hasta el podio. No hay que relajarse.

Si partimos de la base de que en nuestra zona ya tuvimos test positivos sobre COVID-19 y que, este fin de semana, un caso de Saldán amenazó con volar toda tranquilidad por el aire, no tenemos ningún motivo válido para el relajamiento social.
Hoy, más que nunca, se hace imprescindible redoblar los esfuerzos para contener a una enfermedad que es menos mortal que muchísimas otras, pero que es muchísimo más contagiosa que otras al mismo tiempo.
21 abuelos de una residencia geriátrica de Saldán acaban de ser confirmados como portadores de coronavirus y esa situación obligó a redoblar todos los esfuerzos e, incluso, a declarar alerta sanitaria para gran parte del corredor de Sierras Chicas.
Más allá de que muchos sintieron, tras el mensaje del presidente Alberto Fernández, que hay motivos para la esperanza, no menos cierto es que un descuido habrá tirado por la borda tantos esfuerzos colectivos.
El temor no es tanto por lo que viene ocurriendo en los barrios periféricos y más vulnerables, donde es de esperar que muchos intenten sortear el hacinamiento habitacional habitual paseando por las calles de su sector, sino por lo que sucede en los barrios de mayor poderío económico donde muchos parecieran no haberse enterado de que rige hasta el 26 de abril el aislamiento social preventivo y obligatorio.
Una enorme mayoría vivió este domingo una inusual celebración de Pascuas. Independientemente de la religiosidad de cada núcleo familiar, suele ser una ocasión de encuentro familiar extenso.
Y esta vez hubo que quedarse con la versión familiar mínima  o en la soledad absoluta para celebrar Pascuas. Afortunadamente, la tecnología se coló entre las opciones para poder estar con todos y, virtualmente, levantar una copa y abrazarse.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.