Último momento
recent

Profesionales en riesgo

Los medios de comunicación viven un difícil momento y muchos trabajadores vienen emigrando hacia lo institucional y lo público antes de extinguirse.

Hacía mucho tiempo que no ocurría lo que está ocurriendo hoy con los periodistas locales: tres de ellos han tenido que aceptar propuestas laborales dentro de los municipios porque el mercado local privado tiene poco y nada para ofrecerles.
Ninguno de ellos pudo darse el lujo de rechazar con elegancia la propuesta porque necesitan de la remuneración para suplementar otros trabajos y, así, alimentar a los suyos, subsistir y resistir hasta que vengan tiempos mejores.
Los medios de comunicación tradicionales sufren un doble golpe: el de la retracción de la economía que hizo que muchos comercios, empresas, e industrias dejen de “publicitar” sus productos y servicios.
Y, paralelamente, el crecimiento del mercado publicitario informal vía redes sociales que solamente hace cada vez más rico a Mark Zuckerberg, dueño de la mayoría de las plataformas de uso mayoritario (Facebook, Instagram, Whatsapp).
Con menos ingresos, muchísimos medios tuvieron que recortar su plantilla de personal -o están en vías de hacerlo- a la espera de que ingrese un respiro a la economía y los históricos anunciantes reanuden sus “publicidades”.
Independientemente de que cada medio de comunicación se “aggiorne” a los tiempos que corren, todo hace suponer que será necesaria una suerte de “mecenazgo” que permita que los comunicadores hagan su trabajo con la mayor independencia posible de los poderes políticos.
Huelga decir que nunca fue más necesaria la intermediación de los comunicadores en un mundo donde lo falso y lo verdadero corre a velocidad viral y en desventaja para lo real. Y para seguir diciendo lo que otros quisieran ocultar.

Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.