Último momento
recent

Las instituciones quedarán

El Festival de Doma y Folklore se situó a sí mismo en una incómoda situación que sólo se descomprimió con el pedido de licencia de su presidente, Nicolás Tottis.

Nuestro sistema jurídico nos garantiza que todos somos inocentes hasta que se demuestra lo contrario. Pero lo que es válido para la Justicia, no siempre corre por el mismo carril que el de la opinión pública.
La Justicia puede no probarte que cometiste un delito y, sin embargo, puede que te condene la opinión pública. Y una cosa son los “delitos” personales y otra muy diferente cuando esos  delitos ponen el tela de juicio a una institución por culpa de una persona que la dirige.
Exactamente eso es lo que viene ocurriéndole al Festival de Doma y Folklore desde que se conoció que la Justicia local viene, por un lado, investigando si el presidente Nicolás Tottis, hoy en uso de licencia, cometió o no un delito en contra de la integridad sexual de una excolaboradora y, paralelamente,  impuso al dirigente una restricción de acercamiento por seis meses y a 200 metros de distancia.
Tottis podrá o no salir indemne de esta investigación judicial (hoy es prematuro afirmar lo uno o lo otro), pero su apartamiento tardío no hizo  otra cosa que socavar la integridad de una institución que no registraba marca semejante en 54 años de historia.
El presidente en uso de licencia se demoró en atender las sugerencias de otros expresidentes, y las cartas enviadas por algunas instituciones socias de la fiesta, y la opinión de dirigentes políticos que le sugerían dar un paso al costado mientras avanzaba la investigación penal.
Se especula con que aceptó correrse cuando supo que podría hacerse acreedor de un escrache de organizaciones feministas y hasta de un faltazo del autoridades locales, provinciales y nacionales.
El Festival necesita recuperar los gestos de grandeza de los pioneros en circunstancias similares a ésta, la más difícil.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.