Último momento
recent

La prohibición de ingresar con facones, sin problemas por ahora

Está aceitado el sistema para cuando la compra la realiza alguien que no va a la usanza gaucha.

Fuente: Suplemento VOS de La Voz del Interior

Tras el revuelo que causó la noticia de que el Festival de Jesús María no permitiría el ingreso de facones, y su posterior marcha atrás al explicar que sí podrían hacerlo quienes cumpliesen con el requisito de llevar pilcha gaucha, la venta de cuchillos, facas y facones se viene realizando con absoluta normalidad.
Es que el Festival notificó con tiempo a los artesanos que comercializan cuchillería que debían garantizar un envoltorio que impida su uso a quienes no lo usan dentro del predio como parte de su indumentaria.
Silvio Hermosi, quién tiene un puesto de venta en el salón 16 de mayo desde hace 10 años, explicó que cuando concreta una venta a un "civil" se lo envuelve en una bolsa con un precinto inviolable, excepto que rompa la bolsa, similar al de los envíos de correo.
"Si en una requisa te encuentran con la bolsa rota, el problema es para vos porque nosotros te lo entregamos con el precinto y con la recomendación de que no lo uses dentro del predio", graficó Hermosi.
El artesano opinó también sobre la medida de la prohibición: "Ningún gaucho viene a una guerra, todos vienen a una fiesta. Y ningún gaucho atrasa, todos saben cómo comportarse en el siglo XXI".
"En su momento -añadió- fue una medida antipática que no tenía justificación ni antecedentes. He recorrido todo el país y nunca ví que un gaucho desenfunde para resolver un conflicto en una fiesta. Si es por prevenir, deberían prohibir el alcohol también porque muchos deciden conducir después de haber bebido y generan grandes accidentes".
Vale señalar que el uso de facones es mayoritario entre los jinetes y las delegaciones que participan de las destrezas gauchas y del campeonato. Entre el público solo es frecuente entre aquellos que concurren empilchados gauchamente, pero que son una minoría.
Para las actividades campestres resulta un elemento imprescindible, tanto para las cuestiones gastronómicas como para las laborales.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.