Último momento
recent

Una auspiciosa hoja de ruta dejó trazada Luis Picat en su primer discurso como intendente

Prometió transparencia y eficiencia en el manejo de los recursos públicos, achicar la planta política en un 25%, evitar el nepotismo en todas sus formas, se pronunció en contra del abuso dentro del municipio, y prometió dignificar a los municipales.

Salvo Jorge Colombo, cuya sunción en 1999 operó en el cine teatro Gianelli y con el intendente saliente Lucas Torres ausente en esa ceremonia, en este siglo todos los intendentes eligieron al Museo Jesuítico Nacional como lugar para asumir su mandato.
Lo hizo Marcelino Gatica en 2003 y también Gabriel Frizza en 2011. A diferencia de sus antecesores, Luis Picat cambió la orientación del escenario que se ubicó hacia el este, cerca del ingreso a la oficina del director.
Y recién a las 19 del pasado jueves 12, protocolo de la nueva gestión pudo terminar de armar la nómina de invitados presentes que superó ampliamente las 400 personas. De ahí, a que en la enunciación de los invitados especiales, Picat omitiera mencionar a algunos y lo hiciera tras la pronunciación de su primer discurso que duró casi 15 minutos.
En términos de expectativas, las palabras del flamante intendente tuvieron buena acogida, y tuvo que pronunciar el discurso de manera pausada porque los aplausos se repitieron en reiteradas oportunidades.
Fue concreto, ambicioso, y emotivo al mismo tiempo. En el agradecimiento a su familia -los padres, la hermana y los sobrinos, y su esposa y sus tres hijos- la emoción le jugó una mala pasada y amenazó con impedirle hablar, pero rápidamente se recompuso y pudo coronar una noche soñada para él y los suyos.
Las felicitaciones, las palabras de aliento y los abrazos se prolongaron por casi media hora, hasta que pudo mantener una breve rueda de prensa, antes de compartir con un grupo de íntimos una cena en el restaurante 1790, frente al Museo.
En el orden de los gestos, el primero de ellos y no menos importante fue invitar a la exintendenta Mariana Ispizua, sentarla a su lado, e invitarla a recibir una serie de presentes y un ramo de flores, además de decirle unas palabras que no pudieron ser escuchadas por el público, pero que debieron ser sentidas por la reacción que generaron en Mariana Ispizua.

Palabras inaugurales

“Vengo a entregarles mi dedicación, mi trabajo, mi compromiso para engrandecer nuestra ciudad. A partir de esta noche, vamos a trabajar en un plan estratégico para estos cuatro años”, arrancó diciendo Picat tras los saludos de rigor.
“Vamos a poner a Jesús María productiva en boca de todo el país. Tenemos el potencial para ser reconocidos por nuestras aptitudes, nuestra gente, nuestras instituciones, nuestra calidad de vida, nuestras empresas. Ya nos están mirando como la nueva capital productiva de Argentina. Hay que pensar con grandeza, mostrarnos al país y al mundo. Esta ciudad tiene todo para crecer y ser grande”, añadió el flamante jefe comunal.
Picat se comprometió a potenciar el Parque del Oeste, señaló que ya está trabajando con el gobierno de Córdoba en una nueva planta de tratamiento de efluentes cloacales, y que podrían cambiar también el predio de disposición final de los residuos. Además, anunció que ya está trabajando en el plan director de la nueva red de agua potable para la ciudad.
Para atraer inversiones y diversificar la matriz productiva y de servicios local, Picat anunció la creación de una Agencia de Desarrollo que trabajarán regionalmente en conjunto con la Comunidad Regional del Norte junto a Caroya y Sinsacate.
“No toleraré abuso de ningún índole dentro de nuestro municipio”, señaló el intendente tras explicar que habrá capacitación de perspectiva de género y contra la violencia hacia las mujeres desde el primer día.
Para los próximos días, Picat señaló que relevó 50 problemas prioritarios en los barrios y que se abocará a resolverlos ahora.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.