Último momento
recent

A rascar la olla se ha dicho

Las primeras medidas del gobierno de Alberto Fernández muestran la precaria situación de nuestras finanzas y el escenario complejo que nos espera en 2020.

El joven economista del equipo del presidente Alberto Fernández proviene de la cátedra y la academia, no de una escuela de magia. Estaba claro desde un comienzo en que llegaba al gobierno con una cuota limitada de ingresos en un contexto de finanzas que casi siempre estuvieron desequilibradas.
El Estado ha tenido la insana costumbre de gastar más de lo que recibe y solo hay dos maneras de financiar ese comportamiento: o se prende la maquinita de hacer billetes o se accede al crédito.
El resultado para ambos casos suele ser la imposibilidad de mantener la inflación en porcentajes por debajo de dos dígitos. De más está decir la relación de desigualdad que genera la inflación en especial para las franjas más empobrecidas de la población: los vulnerables rara vez logran poner su poder adquisitivo en los mismos niveles en que sube la inflación anual.
Martín Guzmán, el ministro de economía, viene de decir que no le parecería adecuado emitir moneda para financiar el déficit del Estado y esbozó que éste todavía puede ajustar sus costos para intentar un equilibrio.
Paralelamente, ya adelantaron algunas medidas que van a tener impacto concreto en el sector agropecuario con una modificación en las retenciones que deja los márgenes de rentabilidad bastante bajos en relación a la carga impositiva y los costos.
Si hay fuga desde la producción al sistema financiero, se terminarán pronto las cosechas récord y, más adelante, los dólares que necesita obtener del comercio exterior el Estado.
El gobierno parece, en estos momentos, estar rascando la olla tratando de exprimir hasta el último bocado y esperando que eso cambie en el futuro.

Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.