Último momento
recent

En Colonia Caroya aplican la perspectiva de género para analizar los consumos problemáticos

Poder identificar las diferencias de género, le facilita al municipio entender por qué el uso de drogas es diferente y en qué edades se manifiesta.

Desde hace tiempo, el municipio viene trabajando en un abordaje totalmente diferente en el tratamiento de los consumos problemáticos. De la mano del licenciado en Psicología Pablo Marchetti se habilitaron espacios específicos de problematización de los consumos y se viene trabajando en función de investigaciones de campo y relevamientos realizados en la ciudad.
En el consumo problemático se observa que los factores psicosociales, biológicos y fisiológicos impactan de manera diferente entre hombres y mujeres. Es distinta la modalidad en la que ambos géneros se inician en el consumo de drogas, y también es la manera en que avanzan los consumos o se abandonan.
En la actualidad, comenzó a visualizarse la importancia sobre el conocimiento científico sobre las diferencias de género en el consumo de drogas. Vale recordar que recién en 1970 comenzaron los primeros planteos científicos respecto de estudiar esas diferencias de género a través de los distintos campos de estudio biopsicosociales.
Así, por ejemplo, Jean Miller (1976) analizó la necesidad de una nueva perspectiva sobre la psicología de la mujer y Carol Gilligan (1982) reunió por primera vez datos empíricos sobre las diferencias de género fundamentalmente en el desarrollo temprano de mujeres y hombres.

Contexto latinoamericano 

En Latinoamérica, las mujeres vienen presentando una mayor prevalencia de patologías psiquiátrica que los varones. Se observan porcentajes más elevados de trastornos afectivos como depresión y ansiedad, y diferentes reacciones y respuestas frente al estrés.
En líneas generales, las mujeres con trastorno por abuso de sustancias también tienen historias de vida con mayor presencia de abuso y maltrato físico y sexual que los hombres.
La presencia de patología psiquiátrica dual (trastornos afectivos y de consumo de sustancias) complejiza el proceso de tratamiento, al igual que la adherencia y mantenimiento dentro del tratamiento.
Respecto del consumo de drogas, se observa que las mujeres -en comparación con los hombres- desarrollan un proceso más acelerado desde el inicio del consumo hasta la dependencia de sustancias, que se conoce como efecto telescoping.

Datos cercanos

A nivel local, el estudio que realizó Sedronar en 2015 destacó que las mujeres tienen porcentajes de prevalencia menores en el consumo de sustancias que los hombres, tanto en drogas legales como ilegales (tabaco, alcohol, marihuana, cocaína y otros). La excepción se da en el consumo de psicofármacos sin prescripción médica, cuya edad de inicio se promedia después de los 30 años.
Estos datos son relevantes y sirven para analizar los condicionamientos socioculturales de las mujeres caroyenses, especialmente, para la elaboración de estrategias de promoción de la salud y de prevención para una mejor calidad de vida.
Servicio de Consejería
La Municipalidad de Colonia Caroya recuerda a toda la comunidad que cuenta con una Consejería sobre consumos problemáticos de sustancias.  Este espacio está pensado para generar acciones preventivas a través del trabajo comunitario en redes con familias, instituciones y personas afectadas directa o indirectamente por el consumo problemático de sustancias. La atención al público se realiza los días martes de 9 a 12 en el CIF (Dispensario Lote XI).
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.