Último momento
recent

28 mil inscriptos para el Servicio Cívico Voluntario en Valores

El coordinador nacional del Servicio Cívico Voluntario en Valores del Ministerio de Seguridad, Psicólogo Social Daniel Barberis, visitó Jesús María y explicó los alcances del programa.

¿Les sorprendió este repentino interés en toda la nación por este Servicio Cívico Voluntario en Valores?
- Quisimos ser prudentes. Dijimos ‘vayamos por lo seguro, por lo que hoy podemos dar’. Hacer algo controlable, 1200 plazas, pero sabíamos de antemano que nos íbamos a quedar cortos, aunque nunca imaginamos tan cortos. Ésta es la realidad, pero lo vamos a suplir porque ya estamos haciendo una serie de acuerdos para que en cada distrito de la República Argentina, en cada provincia, haya por lo menos uno o dos lugares (de formación). 

¿Por qué con Gendarmería? 
- Porque Gendarmería lleva años desarrollando lo que se denominan programas de acción cívica. Hoy, Gendarmería –silenciosamente- lleva adelante colaboraciones sistemática y permanente en más de 160 escuelas públicas de Argentina y eso no se sabe. Gendarmería no lo hace para eso, lo hace para consolidar sus relaciones en la sociedad. Cuando fuimos a proponerle a la estructura del Ministerio de Seguridad sobre quién podía hacerlo, evidentemente Gendarmería picó en punta por esta relación permanente que tiene con la sociedad y con los vecinos. No nos resultó extraño que pasase esto. (Aclaro que) No estamos militarizando. Estamos utilizando las estructuras para llenarlas de chicos que puedan entender que, por fin, los fuimos a buscar para abrazarlos y para decirles ‘nos hemos mandado macanas en estos años con ustedes’. Acá estamos porque tenemos responsabilidad social y responsabilidad Estatal y la queremos cumplir.

¿Se puede leer como que hubo abandono desde las estructuras educativas?
- No queremos puntualizar. Hemos fallado todos. Cuando digo que hay una falla social es preguntar qué pasa en una familia que está imposibilitada para contener. Algo está sucediendo. Qué le pasó a esa familia con esa contención. Hay responsables individuales, familiares e institucionales. La macana fue múltiple. Vayamos por los chicos, no busquemos responsable, busquemos autocríticamente la manera de juntarnos para ir a abrazar a nuestros hijos más dolientes, a los que hace mucho tiempo que nadie va a tocarles el hombro para decir ‘hagamos algo juntos’.

¿Qué cree que ha despertado en estos jóvenes de 16 a 20 años esta necesidad de sumarse?
- Argentina es uno de los países latinoamericanos, según analizó el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), que más voluntarios tiene en programas de acción de políticas sociales. Pasa una calamidad en Argentina o en el mundo y allá vamos los argentinos a dar una mano solidaria. Está en nuestros genes, genéticamente somos solidarios. Entonces, había que despertar e ir a tocar el timbre que correspondía. Parece ser que le acertamos al timbre

Parece una apuesta a futuro porque no hay una motivación económica 
- Exactamente. Acá, ningún chico en esta etapa va a venir porque le vamos a dar dinero. Va a venir porque le vamos a dar la posibilidad de ayudarlo a pensar con otros hacia dónde puede ir. Por ejemplo, el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) que está dentro del programa tiene estrategias para reinsertar a los chicos en el mundo educativo y en el mundo laboral. Hacia ahí, vamos. Todos los que han pensado en los primeros días que esto era una estrategia para armar las fuerzas armadas clandestinas de Patricia Bullrich y que íbamos a meter a los chicos en una colimba encubierta, les decimos: “No tironeen más a nuestros hijos más necesitados. No estamos haciendo nada de eso. Estamos haciendo un acto de amor. Si nos equivocamos en el amor, no queremos que sea nocivo. Ayúdennos a mejorarlo, pero (recuerden que) están los pibes en el medio”. Por supuesto, acá va a haber normas, reglas, conducta, disciplina, pero abrazando a nuestros hijos con amor. ¿Cuál va a ser la base de nuestro trabajo en la construcción de ciudadanía y liderazgo? Nelson Mandela. En él vamos a fundar las estrategias para transformar los liderazgos negativos en un gran liderazgo positivo.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.