Último momento
recent

“La colección Del prato es un material riquísimo con un gran potencial arqueológico”

La arqueóloga Bernarda Conte, la museóloga Analía Cortés y la directora del Museo de la ciudad Luis Biondi, Carmen Moyano, revalorizaron la importancia de las 450 piezas que tiene en tenencia el municipio.

“Tener un material que proceda de tu misma tierra te permite conocer quiénes habitaron tu espacio y poder hablar de las comunidades originarias que habitaron tu ciudad y ver los pasos que se fueron dando en la historia. Si uno ve los cuadernos de campo de (Jorge) Del prato ve que se trata de espacios que se siguen utilizando y caminando”, comenzó diciendo la arqueóloga Bernarda Conte, convocada desde el Museo de la Ciudad Luis Biondi para ayudar a revalorizar la colección de 450 piezas que pasaron de manos del arqueólogo amateur Jorge del Prato al municipio en 1990.
La directora del Museo Biondi, Carmen Moyano, añadió: “Al principio pensaba que todas estas fichas  y dibujos de los cuadernos de campo no existían en realidad -porque no había tenido contacto físico con la colección-. Nos dimos con una colección muy completa que decidimos volver a poner en valor”.
Y la museóloga Analía Cortés  completó: “Las observaciones que en su momento (desde el CONICET) se le hicieron a la colección respondía al aspecto formal y metodológico porque la extracción de las piezas no se había hecho en forma adecuada. Pero la consulta ingresó un día equis y la contestación salió a los dos días, un tiempo insuficiente para haber hecho la valoración de la totalidad del trabajo y de las piezas”.
El municipio inició un expediente en Asesoría Letrada, denunció la colección ante la Agencia Córdoba Cultura y tiene la facultad de pedir su traslado al depósito del subsuelo del Museo Biondi.
Pero no es un trámite sencillo ya que -para poderla tener en una guarda adecuada- necesita vitrinas especiales, un deshumidificador, y un sistema de seguridad con alarma. Además, el traslado tiene que hacerse con la Policía Ambiental o con Gendarmería. Lo que evalúa en este momento el municipio es la conveniencia de la inversión que se necesita porque, en el mientras tanto, la colección sigue en las calificadas manos del Museo Jesuítico Nacional.

Oportunidad de estudio

La arqueóloga Conte destacó que la zona de investigación de Del prato fue muy amplia y que no está muy investigada por la comunidad arqueológica. La revelación sobre la existencia de todos estos objetos, según su punto de vista, podría hacer surgir el interés.
“Los materiales que extrajo de esta zona son bellísimos y hablan mucho sobre las comunidades que habitaron anteriormente acá”, apuntó Conte.
“Sería importante -añadió la profesional- que la gestión municipal entienda el valor patrimonial que tiene esta colección, no sólo como piezas que podrían formar parte de una exhibición temporal o permanente sino por las posibilidades de investigación que representan para la comunidad de arqueólogos”.
“Hay materiales oseos de animales que fueron modificados como instrumentos, la cerámica tiene detalles e improntas muy bonitas, lo que habla de comunidades que trabajaban la cerámica con alguna particularidad. Incluso el material lítico que tiene detalles muy minuciosos y con muchas puntas, o los restos oseos humanos”, finalizó la arqueóloga sobre la colección local.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.