Último momento
recent

Ignacio Aguirre: “estamos recogiendo los frutos de la inacción”

El bioquímico fundador de ACES se refirió el aumento de enfermedades de transmisión sexual. Preocupan las últimas cifras difundidas con el incremento de virus como sífilis y VIH. 

Hace 27 años nació Adolescentes contra el Sida (ACES) para dar batalla contra una epidemia que comenzaba a conocerse masivamente. A más de dos décadas de entonces, lejos de haber vencido, los números reflejan que queda mucho por hacer.
En un contexto en el que el conocimiento está a un clic de distancia o donde se traspasan límites vertiginosamente en comunicaciones y tecnologías, aún existe paradójicamente, desinformación. Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ITS) crecen a pasos agigantados, ayudados por rumores o desidia.
Hepatitis B y C, clamidia, herpes, VIH y sífilis son algunas de las que se transmiten durante las relaciones sexuales. Esta semana, distintos diarios  informaron una estadística alarmante: sólo entre el 20 y 25% de personas manifestaron usar preservativo siempre.
Ese número corresponde al total de 12.700 personas que se realizó el test durante 2018 y 2019 en distintos puntos de la provincia. Por otro lado, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación confirmó que la sífilis se triplicó en los últimos cinco años. Así se podría seguir sumando más y más estadísticas.

Preservativo como aliado 

“La verdadera educación se consigue cuando el conocimiento se transforma en un hecho concreto, en un cambio de la conducta. Los chicos tienen que saber, después ellos decidirán. No puede ser que un chico venga y diga ‘no sabía cómo se ponía un preservativo, ¿cómo voy a usar preservativo si no sé cómo se pone?’ La creencia es que si vos explicás cómo se coloca, ese chico va a salir despavorido a tener sexo con lo primero que se le cruce. Es absurdo, es subvalorar el intelecto de los jóvenes”, razonó Nacho Aguirre.
Consultado por la preocupante realidad, aseguró enérgico: “está demostrado que por no educar, nos va como nos va. ¿Querés pruebas más contundentes de que estamos haciendo mal las cosas? Hay que agarrar las estadísticas, leer las noticias que llevaron a que hoy estemos hablando. Si el costo que hay que pagar, para entender que los chicos tienen sexo, es través de un embarazo no deseado o de una enfermedad de transmisión sexual es un costo muy alto”.
En numerosas ocasiones, se buscó conocer el impacto de las ITS en la zona y se recurrió a la ACES para que brindaran información. Sus argumentos para negarse, valederos por cierto, están orientados a proteger de la discriminación: “Para promover el estudio de VIH, tenemos que asegurar fundamentalmente la privacidad. Hay tres ítems que tiene el test de VIH: el análisis es gratuito, confidencial y seguro. Si nosotros tenemos en Jesús María 200 personas infectadas y yo digo ‘en Jesús María hay una sola persona infectada’, esas 200 se van a sentir apuntadas. En la medida en que nosotros saquemos la personalización de todo esto, seguramente mucha más  gente va a querer hacerse el análisis y podremos llegar antes”.

Responsabilidad compartida 

Si bien el uso del preservativo junto con otros métodos anticonceptivos es responsabilidad de cada pareja previamente informada, el Estado juega un rol fundamental a la hora de acercar las herramientas de prevención.
Nacho destacó que, aunque la provincia de Córdoba tiene 427 municipios y comunas, tan sólo siete tienen programas municipales de VIH Sida y uno de esos es Jesús María. “Tener un programa municipal no cuesta nada y te abre la puerta para tener acceso a todo eso que sí cuesta plata. Jesús María tiene en cuatro dispensarios tests gratuitos para VIH, no hay muchos municipios que tengan eso, además de folletería, preservativos, y charlas con chicos que trabajan en Aces”.
La escuela es aliada en esta batalla aunque muchas veces existen barreras para la implementación de la Ley de Educación Sexual. Desde Aces ofrecen charlas regularmente a las instituciones y acciones de intervención para los jóvenes.
“Nosotros -finalizó- propusimos que todas las escuelas tuvieran dispenser con preservativos... ¡nos sacaron cagando!. ¿Qué pueden haber pensado sobre poner los preservativos al alcance de los chicos? Que era un estímulo a la sexualidad. Está demostrado que los chicos que reciben educación tienen una sexualidad mucho más reflexiva, mucho menos compulsiva y más racional”.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

2 comentarios:

  1. Consultado por la preocupante realidad, aseguró enérgico: “está demostrado que por no educar, nos va como nos va. ¿Querés pruebas más contundentes de que estamos haciendo mal las cosas? Hay que agarrar las estadísticas, leer las noticias que llevaron a que hoy estemos hablando. Si el costo que hay que pagar, para entender que los chicos tienen sexo, es través de un embarazo no deseado o de una enfermedad de transmisión sexual es un costo muy alto
    Read more at xuat tinh som
    Read more at do choi nguoi lon
    Read more at do choi tinh duc nam

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.