Último momento
recent

El norte cordobés vivió la nevada más importante de este siglo

Algunos parajes llegaron a acumular entre 30 y 35 centímetros de nieve, una cantidad inédita y que no registra antecedentes recientes.

Fuente: La Voz del Interior

A Tulumba, Cerro Colorado, Caminiaga, San Pedro Norte, San Francisco del Chañar, Churqui Cañada, y paraje Santa Cruz, entre muchos otros, la nieve decidió pintarles sus calles, sus casas, y sus coloniales e históricos edificios. Y los vecinos vivieron la nevada con una emoción indescriptible. Después de todo, la nieve es un fenómeno poco frecuente por estas geografías donde el verano los acostumbra a un promedio de 38 grados a la sombra.
Valga aclarar: el departamento Tulumba tiene estribaciones serranas, valles, y ríos, de modo que, de tanto en tanto, los copos de nieve son parte de su postal invernal. Pero hacía realmente muchos años en que la acumulación de nieve no era tan importante. Por ejemplo, el paraje Santa Cruz, entre Tulumba y San Pedro Norte, parecía Bariloche. Otro tanto se vivió en Churqui Cañada o en San Francisco del Chañar donde su catedral quedó completamente blanca. Los vecinos plagaron las redes de selfies y de videos donde las voces y las risas acompañan la emoción que se vivió.
Tan copiosa resultó la nevada que la policía de la Departamental tuvo que proceder al corte del tránsito sobre la ruta provincial 18 y sólo permitir la circulación de vehículos con tracción 4 x 4.
Al periodista Ruly Juárez de Deán Funes la cobertura le permitió visualizar con binoculares un grupo de seis flamencos -que generalmente emigran desde las salinas grandes hacia Mar Chiquita- sorprendidos por la tormenta y totalmente varados entre la nieve y los palmares que están a la vera de esa ruta.
“Jamás en mi vida vi una cosa semejante ni tanta cantidad de nieve”, explicó Juárez.
En Villa Tulumba, el municipio decidió organizar un concurso con las mejores postales de la nieve y en pocos minutos su página de facebook estaba repleta de imágenes y comentarios. Los memoriosos y los nacidos y criados comenzaron a rastrear antecedentes: que hace tres años hubo, pero la de hace siete fue más copiosa que la de ayer, y nadie olvida la del 9 de julio de 2007.
“Queríamos salirnos de la típica foto del pueblo que ya todos conocemos y nos pareció una buena iniciativa sumar a los vecinos con este concurso. Por suerte, también nos tocó la visita de algunos turistas de otras provincias a los que pudimos ofrecerles una experiencia única”, detalló el intendente Sebastián Peralta.
Eduardo Daffis, que pasó como veraneante gran parte de su vida hasta convertirse en residente de Tulumba, recibió a la nieve como regalo de su cumpleaños 67. “A la alegría de haber juntado a todos para festejar, se le sumó la nieve. Más no se puede pedir”, contó. Y su hijo mayor salió con un drone a relevar algunas postales sobresalientes desde el aire.
Llegada la tarde, algunos vecinos del norte cordobés sentaban su expectativa en que el frío se quede un día más y que la humedad les conceda muchos copos más. La promesa de sol del pronóstico era la amenaza más importante a esa ilusión. Por las dudas, el momento de la dicha en la nieva ya había quedado inmortalizado en teléfonos móviles y cámaras de foto.
Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.