Último momento
recent

Luis Picat: “Somos una alternativa segura a un recambio”

El candidato de Jesús María de todos, asegura que se viene preparando hace seis años para gobernar la ciudad y que tiene equipo para hacer una trasformación para la gente.

El punto de partida fue una derrota electoral hace cuatro años. ¿Cómo fue el proceso desde entonces?
- La parte positiva de haber perdido fue que pude estar cerca de la gente y ver cuáles eran sus necesidades. Eso nos motivó para seguir creciendo. Nuestro principal objetivo fue que los que nos venían acompañando también crecieran. Hoy, seguimos sumando gente de la juventud en nuestra lista, logramos abrir el partido que fue algo que no pudimos lograr hace cuatro años. Es un espacio plural, pero también un espacio vivo donde tenemos danzas folklóricas, y distintos talleres.

En el medio vino tu presidencia en la Sociedad Rural...
- Me tocó la suerte de que Atilio Carignano me dijera que tenía que ser el próximo presidente y eso me dio experiencia en la gestión pública porque me obligó a estar en roce con ministros, gestionando problemas de productores pequeños, medianos y grandes, desde Jesús María hasta el norte de Córdoba. Nadie puede dudar de que la gestión que hice ahí fue apolítica, durante la que no estuve en ningún mitín político, y tampoco puede dudar de que fui porque me fueron a buscar. Desde 2003 he sido partícipe de la institución.
Esa experiencia en gestión también fue muy rica para poder, hoy, 2019, no solamente ofrecer una plataforma mejor sino lograr sumar el doble de gente que hace cuatro años. Tenemos para ofrecer un equipo y el conocimiento para gestionar. Estoy convencido de que somos los únicos que nos hemos posicionado de esa manera. Hoy, somos una alternativa segura a un recambio en la Municipalidad.

Hay mucha gente muy nueva en tu lista y poco conocidos por la mayoría de la comunidad ¿ves positivo ese aspecto?
- Sí, porque nosotros estamos buscando recambio. Si miro al oficialismo, tenemos un Roberto Zaya, un Quique Brizuela, un Martín Recalde, gente que todo el mundo conoce que hace muchísimos años que está militando ya sea en el espacio peronista o radical o compromiso ciudadano. Y nuestra lucha de 2015 fue ésa: que los viejos militantes -no hablo de las personas mayores- hagan un paso al costado porque a nivel provincial y nacional lo vemos que seguimos viendo las mismas caras. Como positivo, la juventud tiene las ganas de hacer, la no contaminación de lo político. Entre lo negativo, podemos decir que tienen falta de capacitación en la política, pero es lo de menos porque , de última, parte de la experiencia el equipo lo tiene y lo puede trasladar. Por eso, me parece que es muy muy positivo.

¿Cómo viviste la reacción de los históricos militantes de tu partido que salieron a cuestionarte?
- Nosotros fuimos quienes propusimos en su momento a Juanita Fío como presidenta y trabajamos para ella. Luego, vino Jerónimo Chiesa y bajamos 35 años entre generaciones. Y llegamos a Simón Zoldano saltando otros 10 o 12 años más. Bajamos la edad de quien conducía el partido. Queríamos que los históricos entendieran que hacía falta la renovación porque ellos son figuran que se repiten desde 1974. Nuestra pelea fue transparente y la venimos ganando desde hace seis años.

Más allá de que en el cuarto oscuro no esté la lista 3, ratifican su pertenencia a la UCR
- Totalmente. Liberamos la decisión del votante en la elección a gobernador porque nuestro partido iba dividido. No trabajamos para ninguno de los candidatos, pero fiscalizamos cada una de las escuelas por una responsabilidad cívica de garantizar la transparencia. Ojalá que esa división no se traslade a la presidencial. Nosotros somos uno de los pocos lugares donde es el radicalismo el que lidera el proceso. Así, sumamos a Hacemos por Córdoba y ellos nos eligen porque pusimos los técnicos y los militantes más jóvenes y el gobernador eligió la capacidad de gestión nuestra. Eso es muy sano para la ciudad de Jesús María.

Con tanto éxito en el mundo de los negocios más de uno te habrá dicho ‘para qué te metés en la política’
- Fue todo parte de un proceso. Hasta hace poco decía que nunca me había gustado la política. A partir de la invitación de Marcelino Gatica a participar en la función pública, fue donde comencé a sentir empatía con el otro. Como empresario fui exitoso en crear mano de obra. Creo que parte de la construcción social es generar trabajo genuino. Mucho no saben que con mi empresa constantemente hacemos acciones sociales. Mantenemos clubes, merenderos, y en ese contacto es donde vemos la realidad social y nos decimos por qué no ampliar toda esa experiencia al resto de la población. Por eso, mis ganas de estar, mi ambición por compartir lo que aprendí con todos, no guardármelo.

Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.