Último momento
recent

¿Cuánto perdió la Cooperativa con la máquina de postes de fibra de vidrio?

La reciente comunicación del Ersep a la Justicia respecto de la prohibición de uso de postes de fibra de vidrio para conducir energía eléctrica, convierte a la máquina que adquirió la Cooperativa en una inversión prácticamente perdida.

Ya está mensurada parte de la pérdida que representó la inversión que hizo la Cooperativa de Servicios Públicos de Colonia Caroya y Jesús María en la adquisición de la máquina para fabricar postes de fibra de vidrio. Y el número no gusta: cuando se pondere todo, se habrán malogrado más de $ 20 millones.
La cifra ni es caprichosa ni exagerada. Cuando José Antonio Chalub se presentó ante la Fiscalía de Instrucción de Jesús María e hizo pública su decisión de pedirle al fiscal Guillermo Monti que investigue eventuales irregularidades, nadie podía suponer que se estaba ante una inversión tan improductiva.
Con el correr de los meses, la enumeración confirmó las primeras expresiones del presidente cuando cuestionó el apuro y la falta de oportunidad para invertir en una maquinaria cuyos insumos principales son importados y, por tanto, dolarizados.
Contabilizando la máquina en sí, el flete y los trámites de aduana, el ente prestador de los servicios públicos locales invirtió alrededor de 300 mil dólares. Esta semana cotizó en promedio $ 44 por lo que la inversión alcanza los $ 13,2 millones.
Durante el escaso tiempo en que funcionó la producción  de postes de fibra de vidrio, la Cooperativa invirtió en insumos otros 39 mil dólares, esto es,  $1,7 millón de pesos. Y también invirtió $ 606 mil en mano de obra empleada en la fabricación.
Hasta ahí, la inversión alcanzó los $ 15,5 millones y se produjeron alrededor de 240 postes de los cuales se colocaron unos 173 en zona urbana y rural de Colonia Caroya.

ERSEP dijo que no

El Juzgado de 1ª Instancia Civil, Comercial, Conciliación y Familia de 1ª Nominación de Jesús María libró un oficio al Ente regulador de Servicios Públicos (ERSEP) para que informe sobre si la Cooperativa estaba habilitada para utilizar los postes de fibra de vidrio.
La requisitoria fue contestada  por Cristian Ariel Miotti, en su carácter de gerente de la Gerencia de Energía del ERSEP, con una declaración elocuente: “de acuerdo a los registros del Ersep no se encuentra autorizado el uso de postes de Fibra de Vidrio para la instalación y tendido de redes eléctricas de las cooperativas de Servicios Públicos que brindan servicio de energía eléctrica”.
Esto consta tanto en el expediente penal como en el laboral que se ventila en los tribunales locales. Tras conocerse la respuesta de ERSEP, al Consejo de Administración de la Cooperativa no le quedó otra que ordenar que se retiren los 173 postes que se colocaron en zona urbana y rural de Caroya, tarea que comenzó el pasado miércoles por la mañana.
Para el Consejo significa otro golpe durísimo. Solamente en extraer los postes y reemplazarlos por unos nuevos de cemento, le insumirá dos o tres meses de trabajo, retraso en obras ya comprometidas, y una pérdida de alrededor de $ 3 millones en horas de grúa, máquina hoyadora, trabajo de cuadrilla, y camión para transportar los postes nuevos y retirar los sacados. En ese costo no está calculado el valor de los postes de cemento que se colocarán, algunos de los cuales habrá que fabricar porque no hay en stock.
En resumen, $ 20 millones o más en pérdidas estimadas hasta ahora. Y en un contexto de déficit financiero que podría terminar el año en $ 60 millones, 20 millones más que los que se calcularon en marzo.
¿Cuánto más habría que invertir para poder usar la máquina para fabricar postes de vidrio? Un lote fuera de zona urbana, un galpón e instalaciones nuevas, nuevas unidades de negocios y clientes, dinero para hacer stock de insumos, y moldes para nuevos productos, es decir, varios millones más.

Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.