Último momento
recent

Almas: un nuevo espacio inclusivo para la discapacidad

Su principal objetivo es ampliar la oferta de capacitación y así brindar mayores oportunidades.

Por: Marianela Tabbia (De nuestra redacción)

Mientras pensaban un abordaje integral sobre la discapacidad, diferentes especialistas descubrieron que no estaban solas y se fueron encontrando, aunando esfuerzos que se plasmaron, luego, en una asociación civil.
A pocos días de haberse presentado oficialmente en sociedad, Almas vienen creciendo en un espacio cedido por el municipio de Jesús María en calidad de préstamo. 
En la Casa de Piedra, recientemente recuperada por la actual gestión en la calle Paso de los Reyes, funciona el taller de sublimación que comparten recursos con el Complejo para la Discapacidad (COPADI).
Hace un año y medio, inició el camino de un lugar que sería “una transformación de la discapacidad” en palabras de Gabriela Ciprian, fisioterapeuta y kinesióloga y presidenta de la incipiente institución. 
Junto con Ana María Almada (psicopedagoga) y Miriam Miles (docente) explicaron cómo nació la iniciativa. 

Multiplicar

Si bien hoy existen propuestas para personas con discapacidad, aseguraron que hay mucha demanda en la zona por lo que no se logra dar respuestas a todos los que necesitan. 
Ir más allá, salir de las cuatro paredes. Ampliar la mirada de la terapia sumando actividades que permitan el vínculo con el otro. Ése es el eje de trabajo que guía el diario andar, hoy con el taller de sublimación, más delante llegarán el de cocina, jardinería y arte. 
“La persona con discapacidad necesita fortalecer lo que esencialmente es de la naturaleza humana, que es lo social. Todo lo que sea en soledad, queda en soledad, no fortalece al individuo. Rescatamos ese aspecto, todas nosotras hemos coincidido plenamente en esa percepción”, manifestó Ana María. 
Miriam, por su parte, rescató la importancia de estas experiencias: “Ellos pueden descubrir otras herramientas, otras posibilidades que en el consultorio no las tienen, por ejemplo, relacionarse con un grupo. Aprender con el par es otra vivencia. Creo que es muy importante el compromiso y tomar conciencia de que estos espacios hacen falta. Todos nos tenemos que involucrar para que esto pueda crecer desde la participación”.

En aumento

Las especialistas aseguraron que las personas que adquieren una discapacidad en la adultez por distintas circunstancias ya sea enfermedad, accidente u otro motivo, creció. Esto abre un nuevo abanico de casos que debe contemplarse ya que implica una adaptación de la persona y todo su entorno. 
Los números que preocupan llegan además de la mano de enfermedades mentales como los accidentes cerebrovasculares (ACV), causados, entre otros factores, por el estrés y la presión arterial alta. Además, los trastornos conductuales, por ejemplo la psicosis, también se incrementaron.
“Las patologías psicológicas tienen una disposición genética pero el contexto influye. La crianza, la constitución familiar, las experiencias infantiles traumáticas, todos son factores que influyen”, aseguró la psicopedagoga. 
Estos tiempos proponen nuevos desafíos que son complejos, pero no insuperables. El equipo no baja los brazos sino que se planteó metas a corto, mediano y largo plazo pensando en incorporar cada vez más alternativas a la oferta actual.  
“Tratamos -continuó- con algún taller que la persona con discapacidad logre insertarse y desenvolverse en la sociedad. Ojalá llegáramos a escolarizarlos, ojalá Almas después tenga un centro educativo. Hace falta escuela en el sentido de abrir mentes, echar luces, hacer charlas para sensibilizar. Demostrar que también pueden. Hay que diferenciar muy bien el tema de inclusión que se puso tan de moda. La inclusión plena exige no que el discapacitado se adapte a la normativa sino que la norma se adapte a él. Hasta ahora, solamente podemos decir integración”.

Claudio Minoldo

Claudio Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.