Último momento
recent

Niños: ideas para entretenerlos en el auto

Por: Adriana Felici (Periodista, directora sección En Familia)

¿Falta mucho? ¿Cuándo llegamos? Estas preguntas y otras igualmente temidas son comunes cuando hacemos viajes largos con niños. Según un estudio realizado, el tiempo máximo que pueden tolerar sin preguntar “cuánto falta” es de 1 hora y media. Entonces, ¿qué hacer cuando debemos recorrer kilómetros y kilómetros en auto? ¿Cómo entretenerlos? Más allá de celulares y tabletas, aquí van algunas otras ideas que además de lograr que el viaje no se transforme en una tortura, resultarán creativas y divertidas y estimularán la interacción familiar. Cada propuesta puede adaptarse al nivel evolutivo del niño. 

  • Ante todo, llevar elementos que les agraden: libros, lápices de colores y hojas (sujetas a una superficie rígida), títeres, muñecos de peluche, juegos de memoria.  
  • Música. Una de las cosas que más les gustan a los niños, en especial a los más pequeños, es cantar canciones. Si es en familia, mejor. Llevar las canciones que más les gusten e intercalar nuevas para que las vayan aprendiendo. 

A partir de los 4 años


  • Contar cosas que vean por la ventanilla: autos rojos/blancos, árboles altos, fábricas, casas…  
  • Enseñarles a interpretar las señales de tránsito y luego contar cuántas aparecen con una indicación en particular; cuántas curvas o puentes por ejemplo. 
  • Una vez que hayan incorporado las señales, pedirles que las describan en detalle o “adivinar” cuál será la próxima. 
  • Buscarles formas a las nubes. 
  • Leer las letras de las patentes de los autos que van adelante y armar frases divertidas. Por ejemplo, para la patente VYN: “Voy ya nadando”. 
  • Elegir una letra y mencionar comidas o prendas de ropa. 
  • Darles un volante de juguete para que imiten al conductor. 
  • Entre todos, inventar cuentos divertidos, cuentos tristes, cuentos de miedo. 
  • Armar rompecabezas (proveerlos de una superficie rígida).
  • Pensar palabras con cada letra del abecedario. 
  • Jugar al “tipoteo”. Pensar un verbo y hacer preguntas para tratar de adivinarlo. Preguntar por ejemplo: ¿tipoteás mucho? ¿Adónde tipoteás? ¿Con qué tipoteás? 
  • Enlazar palabras con la última letra de la primera. Ejemplo: “Carlos siempre estudia arriba”. 
  • Separar palabras cortas y largas en sílabas
  • Hacer adivinanzas. 
  • Contar chistes. 
  • A los mayorcitos darles un mapa para que vayan marcando la ruta que se recorre. 
  • Una parada para cargar combustible, estirar las piernas y comer un sándwich también sirve para romper la rutina del viaje. Elegir este momento para darles un premio por haberse portado bien.

Los viajes largos con niños pueden ser un drama o una ocasión para que la familia se divierta. De la creatividad de los mayores dependerá en gran medida lo placentero que resulte el trayecto. Varias de estas propuestas también se pueden utilizar en viajes largos en avión o colectivo.

Fuentes: Momentos Chicco y Disfreeti.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.