Último momento
recent

Matías Peralta Cruz logró encolumnar a todo Cambiemos detrás de su figura

Tiene 39 años, es abogado, y fue juez de Faltas durante ocho años. Cuando propusieron su nombre, no hubo oposición y se convirtió en el candidato que unió a Cambiemos en una lista.

Matías Peralta Cruz asegura que siempre estuvo interesado por la política, que está al tanto de lo que pasa, y que lee todo lo que hay que leer para estar al día.

Pero mientras fue juez de falta -durante los gobiernos de Rodolfo Visintín y Luis Grión- debió mantenerse­­ equidistante de cualquier tipo de militancia para poder cumplir con independencia su función.
“Trabajé con ese pensamiento todo lo que pude y eso me valió, incluso, algún enfrentamiento con el gobierno de turno. Aclaro que no fui a ofrecerme para el cargo, sino que me lo ofrecieron. Y antes de aceptar  fui a consultar con otras personas a las que les pregunté si me consideraban idóneo. Mientras estuve traté de ser muy responsable con mi tarea. Salir airoso de un cargo así no es poca cosa”, señaló sobre esa función.
¿Por qué no se involucró antes? Peralta Cruz responde sin dudar: “Por un lado, estaba la cuestión de que la política tiene sus cosas lindas, pero también sus cosas no tan lindas y, por otra parte, tengo dos nenas (Camila y Agustina) que aunque siguen siendo chicas, requieren distinto tiempo que cuando eran  más pequeñas aún. Esperé un poco hasta que me llegó el momento, lo creí conveniente, y lo conversé con la familia porque no me serviría de nada si ellos no me apoyan. Todo eso hizo que diera el paso y decidí involucrarme de lleno”.
Este abogado de 39 años se muestra tranquilo frente a la histórica interna que viene teniendo el centenario partido en Caroya y asegura que tiene diálogo con la mayoría de los núcleos internos y de los exintendentes y funcionarios.

Sumar para cambiar

“Después de algunas reuiones, también planteé mis ideas, mi postura. Yo me sumaba para sumar, les dije, no para dividir. Si estábamos todos de acuerdo, teníamos que ir todos juntos y limar las asperezas que podrían haber quedado de antes. Pero también hice el planteo de que tenía que haber una renovación”, explicó Peralta Cruz sobre la negociación que terminó con su postulación.
“No se trata -acotó- de tener más o menos carisma que otros o de tener mejor posición que otros sino de pensar de que hay algunos referentes que tienen resistencia en el electorado o el desgaste propio de haber pasado por la función pública. Insisto en que yo decía que estaba para sumar, que aceptaba ser candidato, pero que quería una renovación, con caras y gente nueva. Eso se entendió en el partido y lo pudimos encaminar”.
El exjuez de faltas explicó que no tenía interés en atravesar una interna partidaria porque, desde su punto de vista, en una comunidad pequeña eso resta y divide a los militantes.
“Si había otro candidato mejor o igual o con más consenso, bienvenido sea, yo iba detrás de él, colaboraba, iba como concejal o no era nada. No es que yo quería ser candidato a intendente o no era nada. Nos hemos juntado con la gente de Grión, de Ñáñez, con Rodi Visintín, con Ducló, con Fantini, y muchos referentes y estamos todos de acuerdo, pechando para el mismo lado, todos unidos, incluso con el PRO”, concluyó.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.