Último momento
recent

“La violencia de género es un problema de salud pública”

Lorena Saletti-Cuesta, psicóloga e investigadora del CONICET, lo explicó en un taller que se brindó el pasado miércoles en La Usina.

La actividad fue la pieza final de una ardua labor de dos años de duración. El encuentro con los profesionales de la salud también fue la oportunidad para difundir la información obtenida de otros colegas.
Los encuentros con personal del área continuarán el 5 de diciembre en el Hospital Vicente Agüero y el 6 de diciembre en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario.
Quien dirigió el trabajo académico fue Lorena Saletti-Cuesta, psicóloga e investigadora del CONICET. Luego de su carrera de grado, se doctoró en salud, antropología y género en España. Vivió muchos años en el exterior hasta que fue repatriada por el organismo y se instaló en Jesús María en 2016.
Ese mismo año formó un equipo de investigación para realizar un estudio cualitativo al que llamaron "Barreras y facilitadores para la detección y el abordaje de la violencia de género en los servicios sanitarios. Una investigación-acción participativa".
“Siempre trabajé en desigualdades de género y salud. Me interesaba abordar en profundidad todo lo que tiene que ver con la violencia de género y la salud pública aquí. Como estaba viviendo aquí me pareció una buena oportunidad porque hay más acceso, también es muy importante tratar este tema sobre todo en el interior de la provincia porque hay muchos casos”, relató.
Este año concluyó la etapa final que implicó la realización de 40 entrevistas y talleres con profesionales locales. Agostina Ferioli, Fanny Martínez, Elizabet Viel, Victoria Baudin, Paola Romero, Natalia Funk, Ana González y Anahí Rodríguez acompañaron el proceso. 
Los espacios que facilitaro la investigación fueron la Universidad Popular de Caroya, Centro de Salud Florida en Jesús María, Centro de Salud de Sinsacate, Oficina de Género de Caroya, Hospital Municipal Santa Rita (Sebastián Elcano),  Y las ONG’s Vivas nos queremos, y Sí Mujer,

Números que duelen

“La violencia de género es considerada desde hace unos años un problema de salud pública porque tiene una gran prevalencia con lo cual podríamos decir que es una epidemia mundial, en términos epidemiológicos. Tiene muchas consecuencias en la salud de las mujeres y en las criaturas en el caso de que existiesen”, explicó.
La realidad local no dista de las estadísticas nacionales y sumó este año un caso a la larga lista: “Hace poco hubo un femicidio aquí que tomó mucha relevancia por la gravedad. Estamos en un contexto donde lamentablemente hablamos de 225 mujeres asesinadas por el hecho de ser mujeres en lo que va del año. Jesús María es uno de los lugares del interior donde más denuncias se reciben por violencia de género. Es un indicador, aunque no significa que no existan otros tipos de violencia que no llegan a la denuncia, que son más sutiles o que son psicológicas que muchas veces cuesta más detectar”.
El área de salud tiene un rol fundamental para acompañar a víctimas ya que son los médicos o enfermeros quienes tienen contacto diario con mujeres y hombres en situación vulnerable.
“Una cuestión que nos impactó es el gran desconocimiento que hay sobre el problema. El sector salud es clave para poder trabajar, abordar y detectarlo tempranamente. Nos parece importantísimo fortalecer la respuesta. Hay dificultad para articular entre sectores de salud y sociales que tienen que abordar la problemática. No hay protocolos”, resumió la especialista.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.