Último momento
recent

Escritoras locales arrasaron con los premios en el Concurso Provincial de Microrrelatos

Cuatro mujeres de la zona obtuvieron premios y menciones con sus textos breves, entre cientos de participantes.

Por: Marianela Tabbia (De nuestra redacción)

Esta semana, la Red de Gestión Cultural Pública dio a conocer las obras ganadoras del certamen que reunió a escritores de distintos puntos de Córdoba. La particularidad de la competencia estaba puesta en el anclaje que debían tener las historias con la idiosincrasia del lugar al que pertenecían los autores.  
Colonia Caroya logró tres premios mientras que Jesús María obtuvo una distinción del jurado. Romina Anzolini con "Herencia" se llevó el primer puesto, seguida por "Inmigrantes" de María Fernanda Regueiro en la categoría Adultos. El microrrelato "Paréntesis", perteneciente a Mariángel Guallanez obtuvo una mención especial. 
En la categoría Jóvenes, con solo 14 años, Agustina Galizzi se alzó con el primer premio gracias al texto titulado "Víctima atípica". El concurso que tuvo como lema "Compartiendo ubicación: relatos locales para públicos globales", se dividió en dos etapas, una selección local de trabajos que pasaron luego a competir en la instancia provincial. De los 190 microrrelatos presentados, la región se destacó con sus logros. 

Historias 

Agustina y Romina son alumnas de distintos talleres literarios, ambos coordinados por Analía Juan. Un dato a destacar es que Romina es mamá de Irene Sánchez, también estudiante de un espacio a cargo de la escritora local con quien obtuvo una distinción en el Concurso Nacional de Cuentos ¿Quién apaga las estrellas? Madre e hija unidas por la escritura y premiadas por ello. 
“Tengo fotos y muy marcado en la memoria, el día en que pudo leer el primer libro sola. Leyó ese libro en primer grado y nunca paró. La entiendo y me identifico con ella.  Estamos en algún lugar, la ves con sus ojos en otro lado y está pensando una historia que después va a ir a escribirla. Un día le mostré a mi otro hijo un cuento mío sin decirle que lo escribí y me dijo que le gustó mucho. Está bueno poder compartir con los hijos”, narró emocionada. 
Mariangel, sostuvo que se inspiró en su día a día para elegir la temática: “Trabajo mucho con niños, pensé en un niño que estaba en la plaza después del carnaval. El cuento se llama Paréntesis, nosotros vemos algo como punto y final pero un niño ve un paréntesis en el que se abre una historia o un mundo imaginario”. 
A María Fernanda, oriunda de Buenos Aires, la temática del certamen le permitió ahondar sobre Colonia Caroya desde otro lugar. “Al no ser inmigrante natural ni descendiente, uno por ahí puede ver estos procesos que se van generando en esto de la gente que vino, los nuevos hijos nacidos con toda esa carga cultural que se sigue sosteniendo mucho y todos los que venimos desde afuera a compartir esta cultura. Eso me dio a pensar en una cuestión de espejos”, explicó. 

Por amor al arte

A la hora de poner en palabras su vínculo con la escritura, todas coincidieron en que son más que líneas en el papel. Además, todas coincidieron en que también comparten el gusto por la lectura de la cual se nutren.
“Escribo desde siempre –continuó- No lo llamaría un hobby, sino una carga porque es algo con lo que uno convive todo el tiempo. Como dice un escritor, es una necesidad fisiológica, no lo podés dejar de hacer como tomar agua o comer cuando tenés hambre, yo vivo de ese modo la escritura. Cuando das a leer y das a conocer, es una manera de abrirte completa y desnuda al mundo. No das tu escritura, te ofreces entera”. 
La más pequeña del grupo, respondió a la par de sus colegas sobre su pasión: “Desde chiquita leo y me encanta. Voy a las ferias de libros, a la biblioteca o librerías todo el tiempo.  Me gusta que alguien lea lo que puedo escribir, demostrar mi talento y como me siento. En este momento estoy escribiendo tres novelas”.
“Esto me motiva a seguir cultivado ese don de la palabra que algo hay para decir. La intención es compartir y que le llegue a alguien. Le empecé a mostrar a mis alumnos, surgió en mucho de ellos esa sorpresa y les decía ´cualquiera puede escribir´ para motivarlos”, finalizó Mariángel.  

Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.