Último momento
recent

Qué es la dislexia. Lo que hay que saber

Por: Adriana Felici (Periodista - directora sección En Familia)

La dislexia puede definirse como la dificultad para comprender textos escritos, lo que puede causar problemas de aprendizaje. El niño o adolescente con este problema ve como si las letras saltaran; palabras o letras que se ubican boca abajo o al revés; o tener dificultad para distinguir y reconocerlas, explica la psicopedagoga Gladys Giacinti, y especifica que se trata de un problema con el lenguaje y no con la visión.
Cuando el niño va a la escuela y no puede distinguir entre algunas letras o tiene una desorganización cuando ve el pizarrón, y lo que escribe no es igual o parecido a lo que él escribe en su cuaderno, puede que estemos frente a dislexia.
Ésta es una dificultad de aprendizaje poco nombrada o silenciosa, en la que primero hay que descartar otras patologías mediante estudios oftalmológicos, auditivos, fonoaudiólogicos, neurológicos y psicopedagógicos porque a menudo la dislexia se confunde con otras dificultades de aprendizaje y de atención que causan problemas similares, apunta Giacinti.
Cuando el docente dice que un alumno presenta dificultades de aprendizaje -sin poder precisar claramente cuáles- es prioritario acudir a un profesional. Cuando tienen inconvenientes para aprender, los niños se sienten frustrados; esto afecta su autoestima y no pueden salir adelante, remarca la profesional. Los niños con dislexia también pueden tener problemas para entender lo que leen: La dislexia puede dificultar que la lectura se realice de forma automática o sin esfuerzo aparente, explica.

Causas

La dislexia infantil afecta a un 5% de niños de entre 7 y 9 años, mayormente a varones. La causa una alteración de las zonas cerebrales que controlan el lenguaje, y se cree que tiene base genética.
Se investigó mucho sobre las causas usando imágenes cerebrales y se detectó que existen diferencias en las áreas del cerebro involucradas en habilidades importantes para leer entre quienes tienen dislexia y quienes no.

Manifestaciones

Las manifestaciones de la dislexia son muy variadas y dependen de la intensidad del trastorno y edad del niño. Y si bien pueden verse afectadas funciones relacionadas con la memoria, vocabulario, áreas motrices y habla, se cree que no está relacionada con la inteligencia, aunque en la etapa preescolar se pueden observar deficiencias significativas en el lenguaje, motricidad y percepción, además de una generalizada falta de madurez. En reglas generales, en el niño con dislexia pueden observarse:

  • Lectura lenta, trabajosa y con muchos errores.
  • Deficiente ortografía. 
  • Uniones o separaciones incorrectas de palabras.
  • Dificultades en la automatización de aprendizajes y memorización (aprende algo y al poco tiempo, lo olvida).
  • Confusión al pronunciar palabras y frases: decir “Grabiel está en periglo” en lugar de “Gabriel está en peligro”.
  • Dificultad para leer en voz alta con el tono apropiado y agrupación adecuada de palabras y frases.
  • Problemas para escribir o copiar letras, números y símbolos en el orden correcto.

Consejos

La dislexia no desaparece a medida que los niños crecen, pero hay estrategias que pueden ayudar. Ante todo es fundamental un diagnóstico temprano. Un profesional orientará y encontrará una respuesta que permitirá al niño salir adelante, alienta la profesional y agrega que con dislexia se puede aprender a leer, pero cada niño lo hará de manera diferente; con un método distinto y un tratamiento especial. Para ello hay que brindarle estrategias y técnicas para que enfrente sus dificultades de lectoescritura, y enseñarle habilidades que lo ayuden a comprender y memorizar los textos leídos.

Sugerencias 


  1. Detectar cuál es la dificultad concreta del niño con la ayuda de un profesional. 
  2. Trabajar con él en actividades específicas para su dificultad. 
  3. Utilizar el juego como herramienta de trabajo.
  4. No presionarlo en exceso. 
  5. Mantenerlo motivado.


Señales de alerta

Cada niño aprende a su ritmo, pero si se observa que al niño le cuestan la lectura y la escritura, podemos estar ante un caso de dislexia. Signos que podrían indicarla:

Edad pre-escolar:

  1. Habla como un niño más pequeño a lo que corresponde a su edad. Es frecuente que pronuncie mal ciertas palabras: “patola” en lugar de “pelota”. 
  2. Tiene problemas para llamar a las cosas por su nombre; por ejemplo le pedimos un tenedor y nos da un cuchara. 
  3. No logra encontrar la rima correcta de las canciones infantiles. 
  4. No puede seguir instrucciones; por ejemplo le pedimos que se ponga el saco y los zapatos y se pone sólo el saco. 

Edad escolar:

  1. Presenta dificultad para vocalizar palabras nuevas.
  2. Parece no estar interesado en libros de sus personajes o temas favoritos. 
  3. No puede recordar detalles de lo que leyó. 
  4. Mezcla el orden de las letras: “larámpa” en vez de “lámpara”.
Escuela secundaria: 
  1. Le lleva mucho tiempo terminar tareas que requieren lectura. 
  2. Duda mucho antes de hablar; utiliza palabras para rellenar, como “ummm”. 
  3. Deletrea una palabra de manera diferente cada vez. 
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.