Último momento
recent

En Jesús María hay menos morosidad en el pago de cuotas de los planes de viviendas más caros

Los que pagan cuotas de entre $ 5 y 10 mil están más al día que aquellos que tienen que pagar solo $ 450.

La cuota mensual de una casa del plan federal de viviendas, que se construyeron hace una década, cuesta hoy la décima parte, o menos incluso, de la que paga una familia que alquila cualquier otro inmueble similar.
Sin embargo, tres o cuatro de cada diez de esos propietarios   no tienen al día el pago de esas cuotas, según un dato que relevó el diario diario La Voz del Interior en tres ciudades cordobesas. Ese nivel de morosidad se da en similares términos en Villa María, Río Tercero y Jesús María.
Ese nivel de morosidad también fue refrendado por el Ministerio de Obras Públicas y Financiamiento de la Provincia y lo fijó en igual medida para la ciudad de Córdoba que para el interior.
El dato inquieta sobre todo en los municipios, que son garantes del pago de esas cuotas con su coparticipación ante la Nación o la Provincia por esos planes oficiales.
En Jesús María, el municipio viene emitiendo intimaciones por falta de pago. Cuando el atraso es de dos meses, se activa el mecanismo del aviso de deuda. Entre los beneficiarios del Plan Federal –con el que se construyó el barrio Santa Elena–, la mora en el pago de las cuotas también orilla el 30 por ciento del total, según se admitió. Son cuotas de entre 300 y 450 pesos mensuales, casi fijas.
La morosidad en algunos llevó a ese municipio, en el último tiempo, a emitir en cuatro oportunidades decretos de desalojo, pero ante esa acción los propietarios regularizaron la deuda y evitaron perder el beneficio de la casa propia.

Impagos, pero no por crisis

Las cuotas en planes de 25 o 30 años son casi fijas y se van desactualizando con la inflación.
En los municipios remarcan que a las viviendas de los planes federales no accedieron familias de escasos recursos, sino de clase media, que podían presentar garantías para el pago de las cuotas y que hasta entonces, en la mayoría de los casos, alquilaban.
Se menciona, además, que la mayoría –en esos planes– ha realizado mejoras y ampliaciones. En ese marco, plantean justificaciones para intimar el pago que, ante casos de mora, debe afrontar el resto de la comunidad con la coparticipación.

Mayor cuota, menor mora

En Jesús María se observa una clara diferencia entre los adjudicatarios de los planes de viviendas hechos con fondos nacionales y los que el municipio local levantó con programas propios.
En el Programa Municipal de Vivienda (Promuvi), la mora es menor –ronda el 15 por ciento– y con valores de cuota mucho más elevados.
En este caso, el promedio de cuota está en los cinco mil pesos mensuales, para los que salieron sorteados pero aún no habitan su vivienda, y en los 10 mil pesos por mes, para quienes ya ocupan su unidad habitacional.
En los planes de fondos nacionales y provinciales, en cambio, esa mora se duplica.
“La mora es menor en los planes municipales porque, si uno no paga, se queda afuera y eso está fijado en la ordenanza, incluso en el método por el que se actualizan las cuotas. En los últimos meses notamos que algunos vecinos pagan un mes sí, el siguiente no y el que sigue sí. Es que, recién después de contabilizar tres cuotas adeudadas, se activa el mecanismo que podría dejarlos fuera del plan”, confió Laura Cuchero, secretaria de Hacienda municipal.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.