Último momento
recent

Cuando la violencia no se ve y se transforma en algo “normal”

En el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, fecha establecida por la Unesco, abordamos las formas de maltrato psicológico y ofrecemos datos de lo que ocurre en Jesús María.

Por: Adriana Felici (Periodista - directora sección En Familia)

El maltrato emocional dentro de la pareja es el más difícil de identificar porque al no haber violencia física se lo asume como "normal". Éste es precisamente uno de los aspectos más dañinos, porque al no ser maltrato físico, es más difícil entender que esto no debería ocurrir en una relación sana. Hay muchos indicadores de que se están viviendo o reproduciendo formas de maltrato psicológico. Las más comunes:
 • Control económico. ¿Debemos pedirle dinero a nuestra pareja? ¿Explicarle en qué lo vamos a gastar? ¿Pedirle permiso para comprar algo personal o para la casa?
• Vestimenta. Si desaprueba nuestro atuendo, ¿nos cambiamos de ropa? ¿Hay prendas que no nos ponemos para evitar discusiones?
• Relaciones. ¿Se enoja si invertimos “demasiado” tiempo en nuestras amistades o familiares?
• Control sexual. ¿Mantenemos relaciones sexuales sin desearlo para que no se enoje?
• Celular/redes sociales. ¿Pide nuestras claves? ¿Nos revisa el celular?
• Horarios. ¿Debemos informarle cada cosa que hacemos?
• Tiempo libre. ¿Sentimos que debemos consultarle en qué invertir nuestro tiempo de ocio?

Más indicadores

• ¿Para evitar discusiones solemos hacer cosas que no deseamos?
• ¿Nuestra pareja le quita importancia a nuestros logros? ¿Desconfía de nuestra capacidad para hacer cosas “importantes”?
• Cuando hacemos algo por nuestra pareja, ¿nos lo agradece o nos hace sentir que es nuestra obligación?
• ¿Cuando tenemos un problema lo minimiza?
• Luego de una discusión, ¿nos sentimos culpables de generarla?
• En las discusiones, ¿terminamos cediendo para evitar que se enoje?
• ¿Nos hace sentir que no sabríamos salir adelante si no estuviéramos con él?
• ¿Cuando estamos con otras personas, callamos nuestras opiniones por temor a las consecuencias?
• ¿Sentimos que usa el chantaje emocional para lograr sus objetivos?
• ¿Saca a relucir a cada rato los errores que cometemos?
• ¿Sentimos miedo de decirle algunas cosas por temor a sus reacciones desproporcionadas?
• ¿Sentimos que cuando un mismo hecho lo realiza otra persona lo valora más que cuando lo hacemos nosotras?
• ¿Nos provoca incomodidad que nos mire alguien del sexo opuesto porque si nuestra pareja lo advierte pude ser motivo de discusión?
• ¿Sentimos que necesitamos su aprobación en cada cosa que hacemos, e incluso que pensamos?
• ¿Sentimos que no podemos ser “nosotras mismas” cuando estamos a su lado?
 • ¿Aunque nuestra pareja no esté con nosotras, dejamos de hacer cosas porque a él le molestarían?
• ¿Nos trata como si fuera nuestro padre y no nuestra pareja?
• ¿Toma decisiones importantes sin consultarnos?
• ¿Nos hace dudar de nuestras capacidades?
• ¿Sentimos que las cosas que le pasan a él son más importantes que las nuestras?
• ¿Sentimos que hace más cosas por los demás que por nosotras?

Consecuencias 

• Malestar físico.
• Baja autoestima.
• Pérdida de relaciones sociales. Aislamiento.
• Sensación de haber dejado de ser quienes éramos.
• Problemas para dormir y/o de alimentación y/o adicción a sustancias, incluyendo ansiolíticos y alcohol.
• Dejadez  en el aspecto físico.
• Irritabilidad. 
• Apatía.
• Sentimientos de inutilidad, inferioridad, vergüenza o culpa.
• Dificultad para tomar decisiones.
• Dependencia emocional.
  Para salir del círculo vicioso del maltrato emocional, el primer paso es aprender a identificar sus señales. El segundo, pedir ayuda. La contención de un profesional será el punto de partida para fortalecer la autoestima y evaluar cómo queremos vivir de ahora en más.

Datos fríos y preocupantes

En Jesús María el 40 % de denuncias realizadas en la Unidad Judicial corresponden a Violencia Familiar. “Este alto porcentaje, sumado a que en 2017 Jesús María fue la ciudad de la provincia de Córdoba en la que más denuncias de violencia familiar se registraron en proporción a su cantidad de habitantes, impone la urgente implementación de una unidad judicial especializada”, señala Yanina Aguirre, Directora de niñez adolescencia y familia de la Municipalidad de Jesús María (DINAF). “Una unidad judicial especializada implica contar con personal que tenga la formación acorde para tomar denuncias de esta índole, en un espacio privado que permita brindar contención; de manera que quien atraviesa una situación de violencia se sienta contenida”, puntualiza la funcionaria y agrega que recientemente se firmó un convenio entre la Municipalidad y la Unidad Judicial para realizar refacciones que contemplan espacios específicos para recibir denuncias. “Aun así, más allá de este espacio, hace falta insistir en la formación de personal que sólo esté abocado a receptar denuncias de violencia a fin de que una víctima no tenga que esperar horas para realizarla”, concluye.
Más para tomar en cuenta: durante 2018 la Mesa Juvenil del grupo Sí Mujer realizó encuestas entre jóvenes para evaluar el nivel de violencia en los noviazgos. Cuarenta jóvenes de ambos sexos y un grupo mixto respondieron si recibían o habían recibido manifestaciones de violencia por parte de su pareja.
La consulta arrojó los siguientes datos:
Mujeres: Frecuentemente 17%; A veces 23%; Nunca 58%; No sabe/No contesta: 1%.
Varones: Frecuentemente 9%; A veces 24%; Nunca 65%; No sabe/No contesta: 3%.
Mixto (146 personas): Frecuentemente 9%; A veces 22%; Nunca 65%; No sabe/No contesta: 3%.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.