Último momento
recent

Bajo la apariencia del bien común

La clase dirigente, cada vez más enfrascada en su propia telaraña, se va alejando de a poco de las verdaderas necesidades de las comunidades a las que gobiernan.

Una excusa bastante frecuente de la clase política asegura de que “la gente” participa cada vez menos de la res pública. La califican de apática, conformista, despreocupada, poco comprometida.
Y tendemos a señalar que es así, que tienen razón, que la dirigencia no cambia porque no hay retroalimentación con la gente. Hemos naturalizado la idea de que la gente no participa.
Ni tan cierto, ni tan concluyente. Pero más que una apatía, lo que hay es una verdadera antipatía por gran parte de la clase dirigente. Porque uno los elige con un mandato que traicionan a poco de asumir y suelen convertirse en lo contrario que esperábamos de ellos.
Quién querría participar si después de aportar ideas, sumar sugerencias, mejorar propuestas, no se realiza casi nada de lo que uno pone.
Uno de los grandes problemas es que muchos gobiernos se la pasan de diagnóstico de situación en diagnóstico y no ejecutan nada. Los paraliza el hacer. Saben qué pasa, dónde pasa y muchas veces por qué pasa, pero no saben cómo poner manos a la obra.
Y hablamos de cuestiones simples como mejoras en el sistema de transporte, herramientas de seguridad ciudadana, creación de espacios saludables y recreativos.
Pasa frecuentemente con propuestas que surgen de espacios juveniles o de niñez que tampoco culminan en concreciones. Todo eso es lo que produce, más tarde, apatía, cansancio, falta de ganas para seguir participando.
Es inconcebible que -con las herramientas inmediatas y sociales que aportó la tecnología- la toma de decisiones siga siendo tan lenta y burocrática.
El bien común no puede seguir siendo una apariencia. Lograrlo tiene que ser meta, horizonte, lema. Más que una declaración de principios o un eslogan de campaña. De cara al 2019 y las elecciones que se avecinan, sería bueno que la clase dirigente lo recuerde y obre.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.