Último momento
recent

San Martín, Pueyrredón, y la cuestión de la anomia estructural

De tanto en tanto conviene repensar nuestro rol ciudadano y nuestra responsabilidad sobre cómo la política se fue alejando del contrato original.

Por: Diego Almada (Médico pediatra, director de Salud de la Municipalidad de Jesús María)

En una nota publicada en La Nación en 2009, el analista político Eduardo Fidanza, enunció el “Decálogo de la Anomia Argentina” y como el tango de Discépolo se legitima, a medida que pasan los años. Y no es la anomia boba, esa que se define por inobservancia de la ley o la ausencia de normas para regular la vida social, la que más le preocupa en su descripción de claridad meridiana, sino la que se produce por una “falla estructural de la CLASE DIRIGENTE, manifiesta por un fracaso en el ejercicio de autoridad que afecta las percepciones y los comportamientos, patología que se contagia del poder y se transmite a los grupos sociales” y  que tiene como víctima a la gente de a pie.
Vale la pena repasarlo:

  1. Denegar legitimidad, descalificando por completo al que piensa distinto
  2. Delimitación del territorio, anulando los espacios compartidos, sin contribuir al patrimonio común
  3. Desacople entre poder y autoridad, el poder sin legitimación se reduce a pura fuerza
  4. Falta de consenso respecto al perfil institucional del país
  5. Utilización del Estado para fines partidarios, utilizándolo como instrumento arbitrario de poder.
  6. Deserción del estado de sus funciones básicas y pésimo administrador de los bienes públicos.
  7. Fragmentación y pérdida de identidad de las fuerzas políticas
  8. Autismo de las élites argentinas, enfrascadas en sus luchas facciosas.
  9. Desigualdad que genera resentimiento, frustración y violencia.
  10. Gobierno irresponsable, por excitación de las apetencias individuales.

Una vez más “sapo a la carta”, el menú está servido y a nosotros nos encanta tragarlos a la sazón.
Por estos días estudiantes que toman una Universidad Pública, exigiendo que el Rector se exprese en contra del Fondo Monetario Internacional, un dirigente sindical que desconoce la institucionalidad del poder judicial porque amenaza sus intereses espurios, una diputada oficialista que denuncia a su ministro de justicia por delito e impunidad política-judicial, me vienen a la memoria. Y otra vez la anomia, ese bálsamo indolente que nos cura con olvido.
¿Será posible, por nuestra patria, por nosotros y por nuestros hijos, cambiar alguna vez de lógica?
¿Será cierta la respuesta de San Martín a Pueyrredón? Según se dice que Pueyrredón le señaló con fundados argumentos que era imposible su intento de emancipación, a lo que él le respondió, “Puede que sea imposible, pero es imprescindible que lo hagamos” y afortunadamente no se equivocó.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.