Último momento
recent

Relación entre estreptococo y escarlatina

El estreptococo es un “bicho” de nombre difícil que convive con nosotros, en la gran mayoría de las gargantas humanas, sin provocar enfermedad, y cuando lo hace, la inmensa mayoría de las veces es una infección que se cura con un antibiótico muy viejo y noble: la penicilina. Sin embargo, a veces hay situaciones en las que puede provocar una enfermedad generalizada que conlleva un riesgo elevado de mortalidad, informa Diego Almada (M.P. 26466), Pediatra y responsable de la Dirección de Salud de la Municipalidad de Jesús María. 
¿Cuáles son estas situaciones? Cuando está asociado a otras enfermedades que provocan una baja importante en las defensas como lo son la varicela y la gripe, con mayor frecuencia, apunta, y destaca: El 75% de los casos notificados fue por complicación asociada de estas dos enfermedades; enfermedades que pueden prevenirse de manera gratuita con vacunas disponibles en todos los centros de salud. Es inadmisible –puntualiza- que haya padres que no vacunan a sus hijos. Es una actitud e vulneración de los derechos de los niños.

Escarlatina

La escarlatina es una infección bacteriana causada por estreptococos, los mismos que producen faringoamigdalitis pultácea, comúnmente conocida como anginas con placas. Algunas de éstas producen una toxina que puede causar un sarpullido en la piel, tornándola rojiza y áspera al tacto: es el típico “escarlata” que da el nombre a la enfermedad eruptiva, por lo general benigna y auto-limitada que afecta mayormente a niños entre los 2 y 8 años. Esta eruptiva tiene predominio estacional al final del invierno y en la primavera, es contagiosa a través de las secreciones de las vías respiratorias, y se trata con antibiótico, evolucionando con muy buen pronóstico.

Síntomas más frecuentes

  • Garganta muy enrojecida y dolorida. Pueden haber placas o manchitas de sangre.
  • Fiebre (38°C ó más).
  • Sarpullido rojo con textura de papel de lija.
  • Piel de color rojo intenso en pliegues: axilas, codos e ingle.
  • Capa blancuzca en la lengua. Ésta luce “aframbuesada” (roja y con pequeños bultos).
  • Inflamación de los ganglios del cuello.
  • Vómitos, dolor de cabeza y/o abdominal y postración.

Prevención
No existe vacuna para prevenir la escarlatina, señala Almada. La mejor manera de evitar contraerla:

  • Lavarse las manos con frecuencia, especialmente después de toser o estornudar y antes de preparar alimentos o de comer.
  • Lavar vasos, platos y utensilios luego de que los use una persona enferma.
  • Aislar al enfermo hasta que haya desaparecido la fiebre. Esto ocurre generalmente a las 24 hs. de haber iniciado el tratamiento antibiótico.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.