Último momento
recent

La rabia. Cómo se contagia. Qué cuidados hay que tener

Últimamente causó preocupación la aparición –por lo menos en Córdoba y Buenos Aires- de casos de murciélagos afectados con rabia. Dado que nuestras mascotas –en caso de ser mordidas por este mamífero- pueden contraer la enfermedad si no están debidamente protegidas, consultamos a la médica veterinaria Josefina Dominchín, titular de Veterinaria San Cayetano, quien nos explica en qué consiste este mal y cómo evitar problemas –graves por cierto- con nuestros animalitos.

Un virus
La rabia es una enfermedad infectocontagiosa, ocasionada por un virus de la familia Rhabdoviridae. “Pero lo más importante es que es una enfermedad zoonótica, lo que quiere decir es que puede ocurrir el contagio de animales al ser humano”, advierte y explica que el virus de la rabia se acantona en saliva. Esto significa que las principales causas de contagio son las mordeduras, como también el simple contacto con saliva infectada.
A nivel mundial los perros son los principales portadores de esta enfermedad, especialmente los animales que no han recibido los cuidados ni el plan de vacunación indicado; sin embargo la rabia también puede transmitirse a través de la mordida de otros animales domésticos como gatos, o de animales salvajes como zorrinos o murciélagos.

Síntomas
El virus ataca el sistema nervioso central. La sintomatología es propia a la de este sistema. Por ejemplo se observan cambios de conducta en el animal recientemente afectado: puede volverse nervioso, asustadizo y ansioso, aislándose de su entorno. También presentan irritabilidad, hiperactividad, y agresividad extrema, buscando morder.
 “En la etapa terminal de esta enfermedad, llamada paralítica,  se paralizan los músculos de la cabeza y el cuello. Esto imposibilita al animal tragar saliva,  y progresivamente ocasiona una insuficiencia respiratoria que genera su muerte”, señala la veterinaria, agregando: “Lamentablemente el virus de la rabia no tiene tratamiento ni cura; por lo tanto debido a la intensidad de los síntomas y a que los mismos afectan el sistema nervioso central y el cerebro del animal, acabará muriendo”.

Cómo prevenirla
La rabia se previene mediante la vacunación. La primera dosis debe ser recibida por perros y gatos durante los primeros meses de vida. Posteriormente la vacuna deberá reforzarse en varias ocasiones y según las indicaciones del veterinario.
En el caso de los humanos que se encuentran muy expuestos al mundo animal como son los voluntarios o aquéllos que han sido mordidos por cualquier animal, también es posible recibir la vacuna contra la rabia y atender la lesión lo antes posible con el fin de evitar que la saliva infectada pueda dar lugar a la transmisión del virus.

Qué hacer ante una mordedura

  • Lavar la herida con agua y jabón.
  • Concurrir rápidamente a un centro de salud.
  • Seguir todas las indicaciones para el tratamiento.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.