Último momento
recent

La reforma educativa secundaria llegó a la zona con pruebas pilotos

Por: Marianela Tabbia (De nuestra redacción)

Dos instituciones forman parte del proyecto que está en desarrollo. 
En diciembre del año pasado, las escuelas secundarias de Córdoba fueron notificadas que el ciclo 2018 vendría con cambios. 
El gobierno provincial elaboró un nuevo régimen académico que tiene un gran impacto en las aulas.
El ministerio de educación seleccionó 76 centros educativos, inicialmente todos de origen público pero más tarde se sumaron algunos establecimientos privados y técnicos. El objetivo de conformar un grupo a prueba es la evaluación y corrección continua para luego poner en marcha las transformaciones en toda la provincia para 2019. 
Cada supervisión debió elegir a las instituciones que en el caso de Colón están representadas por un colegio de cada localidad escogida: Colonia Caroya, Jesús María y Mendiolaza. En los posteriores encuentros con los integrantes del ministerio, debieron confirmar o no su participación en el año de “ensayo” según lo considerado por el equipo directivo.
Para conocer cómo se aplica en la zona y cuáles son sus principales ítems, las máximas autoridades de las escuelas seleccionadas analizaron la iniciativa. “Este inicio del ciclo lectivo 2018 nos encuentra con un desafío importante (…) Todo cambio genera resistencia pero tengo la tranquilidad de contar con un equipo de gestión y docente muy comprometido, estamos todos muy involucrados”, narra Silvia Rigo, vicedirectora a cargo de la dirección del IPEM 272 Domingo Faustino Sarmiento. 
“Lo que viene a hacer esta reforma es respaldar este cambio cultural, la escuela como está hoy no va más. Está pidiendo a gritos que hagamos algo, los números dicen que algo no está bien sobre todo en tres sentidos: la repitencia, la asistencia como contenido y el ser estudiante” aporta Mercedes Salort, directora IPEM 349 Giovanni Bosco. 
Ambas docentes coinciden en que la reforma era “necesaria”. “Contempla -añade Salort- la realidad que tenemos hoy: alumnas madres, padres que trabajan o deportistas federados que tienen un nivel alto de exigencia (…) lo importante es que nadie quede fuera, hay que aplicar estrategias preventivas. Antes de que llegue a las 25 faltas, a las dos o tres ya tenés que disparar una serie de dispositivos trabajado en red (adulto-escuela, adulto-familia) para lograr que no pierda su regularidad”.
A la hora de analizar los desafíos actuales que presenta la educación, las reflexiones son similares: “Tenemos que hacer lecturas de indicadores como que la mitad de los estudiantes que terminan de cursar sexto año no egresan efectivamente. Algunos chicos no permanecen en el sistema, la trayectoria escolar es discontinua también se nos presentaba la cuestión de las asistencias, de un gran número de inasistencias. Todas estas cuestiones llevan a un replanteo a nuestras autoridades y a que nos acerquen esta propuesta”, resume Rigo. 
“Hay que cambiar, básicamente, la mirada que uno tiene sobre la escuela, sobre la práctica de los docentes y sobre los sentidos que hoy tiene la educación secundaria (…) el mandato fundacional de la escuela secundaria es selectivo, en el siglo pasado no todos iban. Hoy en día la escuela es para todos y la ley lo dice entonces lo que hay que hacer es un cambio cultural”, completa Salort.
Cecilia Palacios, delegada UEPC Colón, suma su opinión al análisis: “Como gremio no estamos para nada en desacuerdo, al contrario hemos apoyado y sostenemos algunas cuestiones que son necesarias en educación porque esto de visualizar los problemas y que deberían modificarse han sido los mismos docentes los que han marcado que había cosas que tenían que cambiarse”.

Época de cambios 
El proyecto tiene numerosos ítems por lo que se mencionarán los más transcendentales para los alumnos y las familias. El año escolar se dividirá en dos etapas a diferencia de los trimestres anteriores en cuyos cierres están previstas jornadas de integración de saberes con proyectos interdisciplinarios que abordarán temas de actualidad y elección de los mismos estudiantes como el bullying, medioambiente, sexualidad, redes sociales, etc. 
El promedio también será anual estableciendo una nueva vara, la nota para aprobar será siete pero se multiplicarán las instancias evaluativas para otorgar mayores posibilidades. Las asistencias se modificarán eliminando la condición de libre para incluir un nuevo espacio de acompañamiento con tutores para quienes superen las faltas establecidas. 
“Los estudiantes nos ponen en evidencia permanentemente y nosotros como escuela tenemos que estar a la altura de las circunstancias. Es condición indispensable que estemos permanentemente actualizados, perfeccionándonos (...) ha cambiado todo, no más al enciclopedismo, tenemos que trabajar distinto, con otros formatos curriculares, desarrollar el pensamiento crítico, el trabajo en equipo”, finaliza Rigo.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.