Último momento
recent

Exitismo, un feo defecto argentino

Sin ser los mejores en muchas cosas, creemos que tenemos que ser los mejores en otras sin más méritos que cierta historia y cierto prestigio. Pagamos caro ese defecto.

Los estándares de Argentina como nación vienen en picada desde hace más de 60 años. Ya no somos potencia, muchos países hermanos que veíamos con cierta soberbia lograron progresos y nos superaron en muchas cosas, y arrastramos una crisis política, económica, y hasta cultural que parece no tener salida.
Dicho de otro modo, estamos casi siempre en crisis y nos hemos acostumbrado a ese contexto, lo hemos normalizado.
Ya no somos líderes en materia educativa, no logramos enderezar la economía, combatimos con dificultad flagelos como el narcotráfico y la delincuencia, tenemos un nivel de corrupción empresaria e institucional importante, y no logramos definir qué modelo de país queremos encarnar.
Pero, a pesar de ese contexto, nos creemos con derecho al éxito. Somos muchachos de potrero creyendo que tenemos que ganar el próximo mundial, una creencia que no tiene ningún sustento ni ninguna dosis de realismo.
El fútbol bien puede ser espejo de la realidad. El mayor defecto de nuestra selección es que no conoce el trabajo en “equipo”, es una suma de individualidades que espera de un “iluminado” el milagro que nos lleve a otra corona.
Y así como muchos jugadores de la selección depositan su fe en Messi y lo dejan sólo contra el mundo, lo mismo pasa en muchos otros aspectos de la vida en la que esperamos que otros “iluminados” salven a la Argentina.
Descansamos sobre las espaldas de otros para que funcionen las cooperativas, las cooperadoras escolares, la vida política de la ciudad, la vida de los colegios profesionales, la vida de las instituciones intermedias, los comedores y merenderos, las ONG’s que trabajan por la vida. Esperamos que otros vayan  las marchas de #niunamenos o a otras marchas.
No habrá verdadero cambio sin compromiso por el cambio. No habrá Messis ni mesías sin esfuerzo colectivo, y con este nivel de exitismo que tenemos.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.