En foco
Pin It

Widgets

La lucha de Rafael di Marco para que nadie viva una tragedia igual

Tal vez te interese


Por: Adriana Felici (Periodista - Directora sección En Familia)

Tiene 6000 seguidores en Facebook; tantos que abrió dos cuentas. Allí difunde situaciones de riesgo; porque además de trabajar para ganarse el pan (es gerente en Transportes El Águila) Rafael Di Marco (50), casado con Mariana Saint Bonnet, dedica su escaso tiempo libre a la prevención.
Ante un dolor inimaginable uno hace catarsis como puede. Desde que en 2015 una crecida no anunciada, pero que podría haber sido advertida, se llevó la vida de su hija Mariana de 21 años, Rafa -de muy bajo perfil hasta entonces- busca evitar tragedias evitables (valga la redundancia) difundiendo alertas meteorológicos, comunicando condiciones de las rutas, y -lo más reciente- batallando para frenar un loteo en una zona de Jesús María con riesgos de erosión. Pero, ¿quién es Rafa en realidad? ¿Qué lo mueve a machacar para que las cosas se hagan bien? ¿A golpear puertas para que las autoridades lo atiendan? ¿Dónde aprendió sobre erosión, alertas tempranas, escurrimiento de agua…? “Intento hacer un poco de prevención. Cómo se hacen las obras…. qué está mal… El objetivo es conocer nuestras vulnerabilidades para enfrentar las cosas. Si no las conocés, difícil que las puedas enfrentar”, resume. ¿Cómo aprendiste todo esto? “Después de ciertas cositas (la tragedia) empecé a estudiar… Me reúno con ingenieros, geólogos… Ellos explican… uno piensa y pregunta… Así empecé a ver, por ejemplo, cómo reacciona el cauce de un río”.

Antes
Por los oficios "celestinos" de los hermanos Santiago y José Cresta, a principios de 1990 Rafael conoció a Mariana Saint Bonnet. Fue amor a primera vista: en agosto ya estaban comprometidos y en febrero del ‘91 se casaron. Rafa abandonó la ciudad de Córdoba para venir a trabajar a Jesús María. Su natural inquietud lo llevó a mudar de trabajo y de rubro varias veces, en relación de dependencia en fábricas, empresas familiares, y como cuentapropista. De la unión nacieron Marianita, Luciano Rafael (20) y Nicolás Ezequiel (17). Hoy, ellos lo acompañan en sus “locuras” -como él las llama. Una: le está dando vueltas meterse en política. Pero veamos primero, cómo fue el “clic”: “Buscando a Mariana empecé a ver errores, cosas que no estaban bien. Me mostraron la grabación de la tormenta de esa noche: venía de la provincia de La Pampa. Tuvieron 12 horas para avisar y no avisaron”.  Dice que en su familia es costumbre, cuando los chicos salen, por ejemplo de campamento, chequear el clima.
Pero esa noche, a pesar de que venía una tormenta fuerte, no hubo alertas: “La grabación muestra cómo se movió la tormenta desde las 12 del mediodía hasta las 12 de la noche. Pero Defensa Civil de la Provincia estaba cerrado por vacaciones. Los sensores de lluvia rotos. Había 37 sensores pero funcionaban sólo tres en el sur. Lo que pasó no fue ningún tsunami. Hubieran podido entrar en internet para obtener la previsión meteorológica”.
¿Cómo vas logrando tus objetivos? “Golpeando puertas, hablando con funcionarios, divulgando… sacando caretas”. ¿No es desgastante?, indago. “Bastante -acepta-. Tenés que tener la cabeza muy asentada para aguantar que digan: cuidado con este loco porque no es tan loco. Sé que leen lo que publico”, puntualiza y cuenta: “En abril o mayo de 2015, estando en Casa de Gobierno le informan a Diego Concha (director de Defensa Civil provincial) que venía una lluvia de 100 mm. Concha les dijo a sus colaboradores que informaran a los medios que la lluvia “podría ser de unos 50 mm”. Para no asustar, dijo”.
 
Ahora
¿Qué idea le ronda? “Cómo hago para ayudar, para que las cosas se hagan bien, para prevenir. La única forma seria de lograrlo es entrar. Desde adentro podés hacer más. Se podría hacer una defensa civil zonal, sumando las localidades chicas. Entre todos se puede hacer algo mejor. Pero hace falta madurez”.
Rafael lanzó una pregunta en las redes, preguntando a la gente qué quieren de los gobernantes. Algunas respuestas: “No escuchan”, “Les falta sensibilidad”, “Cuando suben se olvidan de la gente y de la honestidad”, “Que caminen más las calles”. Rafa asegura: “Es lo más fácil del mundo. Es básico. Subir a un cargo no significa subirse al caballo de Troya. Tenés que seguir caminando. Alguien me dijo: el monstruo de la política te cambia… ¿Cómo se zafa de eso? Peleando en conjunto. Los que suben hablan de honestidad pero cuando encuentran una veta la agarran. Para zafar de eso hay un solo camino: darlo a conocer”.
¿Estás completamente decidido? Sí, responde enfático. Al preguntarle a su esposa si lo apoya en esta nueva cruzada, ella tampoco duda: “Hace 27 años que estoy con él. Hicimos mucho juntos”. Rafa agrega: “La cara que se ve es la mía, pero Mariana está detrás de todo lo que hago. Si no la tengo a ella estoy solo”.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com