Último momento
recent

Una etapa crucial: los primeros 1000 días de vida

Por: Adriana Felici (Periodista, directora sección En Familia)

La etapa prenatal y los primeros 2 años de vida son un período crítico para el desarrollo cognitivo, del lenguaje y de las destrezas sociales y emocionales. De como un niño transite esta etapa dependerá su bienestar futuro, ya que el 40 % de las habilidades mentales del adulto se forman en los tres primeros años de vida.
El crecimiento y desarrollo cerebral se establecen en gran medida a través de una buena nutrición, pero también influyen notoriamente la experimentación y vivencias de situaciones emocionales enriquecedoras. Por eso -señalan en Unicef- el desarrollo infantil es mucho más que una alimentación adecuada: la estimulación oportuna y el juego son fundamentales para un adecuado desarrollo cognitivo. Además, está comprobado que los niños de 0 a 2 años se desarrollan y aprenden más rápido cuando reciben afecto, comprensión, cuidado, estimulación y atención de la salud. Pero la estimulación  no se logra con juguetes caros y tecnológicos: los bebés no aprenden viendo videos ni televisión, sino de la interacción con personas reales, se enfatiza.
Asimismo, especialistas en nutrición participantes en 2015 de un Simposio de Programación Nutricional Temprana realizado en Buenos Aires, manifestaron que a escala mundial hay contundentes evidencias de que la implementación de intervenciones en el cuidado de la mujer en edad fértil, lactancia y primeros años de vida de los niños, cambian la capacidad de aprender e insertarse productivamente en la sociedad. Un niño bien alimentado y criado en un entorno favorable y afectivo tendrá más meses de escolaridad, mejor desarrollo intelectual, más inteligencia y capacidad de concentración.

A nivel local
El papel del Estado es fundamental en la promoción del crecimiento temprano en las familias más vulnerables. Florencia Rolfo, del equipo de Salud Mental de la Municipalidad de Jesús María nos dice que el área trabaja de forma integradora en los centros de atención primaria de salud con la detección temprana como objetivo principal. A partir de ahí se brinda estimulación temprana, o en caso de ser necesario se procede a derivarción al Copadi (Complejo para la Discapacidad). La estimulación se realiza en las guarderías del centro y de Sierras y Parque, aunque es de destacar que el porcentaje de infantes en riesgo en Jesús María es bajo: “Sobre 175 casos, sólo hay 14 que requieren seguimiento”, informa. En cuanto a las causas, Rolfo señala que si bien suelen ser variadas, en general se trata de familias sin acceso a la información y formación necesarias para brindar la indispensable estimulación a sus hijos. Apunta también que el trabajo no se limita a los niños sino que se incluye a la familia y al contexto social.

Estimulación temprana
Técnicamente, la estimulación temprana es el conjunto de medios, técnicas, y actividades aplicadas a los niños en forma sistemática con el fin de desarrollar al máximo sus capacidades cognitivas, físicas y psíquicas, y evitar estados no deseados en el desarrollo. Esto es algo que muchos padres hacen espontáneamente, estimulando al bebé y/o niño a hablar, moverse, caminar, expresarse y relacionarse.
  ¿Qué implica la implementación de este tipo de programas para el futuro de nuestra sociedad? El Dr. Diego Almada, responsable del área de salud dice: “Gran parte de las habilidades para la vida se logran en los primeros dos años. Todo lo que no se adquiera en esa etapa, ya sea por déficit de estimulación sensitiva o nutritiva, es muy difícil adquirirlo después. Cuando por diversas razones esto no lo puede brindar el entorno familiar, el rol indelegable del estado es garantizar las herramientas para que el niño pueda desarrollar esas habilidades. Es su rol también acompañar a los padres durante todo el proceso de desarrollo, y diagnosticar de manera anticipada los déficits que pudieran presentarse, así como brindarles un tratamiento adecuado; garantizando la accesibilidad y equidad. Esto ampliará las posibilidades de que el niño pueda incluirse en la sociedad”.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.