En foco
Pin It

Widgets

Semana del Parto Respetado, por los derechos de la mamá y el bebé

Tal vez te interese

Foto Gentileza: Cristian Giorgis.
Desde 2004 existe una ley al respecto pero aún no se aplica como debería.

Por: Marianela Tabbia (De nuestra redacción)

Acompañar no intervenir. Ayudar no imponer. Escuchar. Estos son algunos de los verbos que buscan destacarse en todo el proceso que conlleva la llegada de una nueva vida. Hace algunos años distintas organizaciones pusieron en agenda el concepto Parto Respetado o Humanizado que no es nada más que cuestionar ciertas prácticas que se han impuesto en la medicina, alguna de ellas alejadas de las decisiones de la mujer.
En la ley 25.929 sancionada en agosto de 2004 se plantea los derechos de las parturientas y sus parejas así como también del recién nacido. Si bien la normativa lleva varios años, en la realidad no se aplican muchos de los puntos que se mencionan como ser informada de las intervenciones que se realizan existiendo la opción de elegir libremente entre varias alternativas.
María José Correa Pousa, más conocida como “Maja” es doula, es decir una mujer que pone al servicio de otras su experiencia y conocimientos, convirtiéndose en un apoyo físico y emocional. La figura de la doula no es novedosa sino que a lo largo de la historia estuvo representada por la comadrona o partera que junto a personas del entorno cercano a la madre, asistían y acompañaban el nacimiento. Por su parte, Gimena Bordas es psicóloga, formada en preparación integral para la maternidad y quien coordina junto a Maja distintas actividades referidas al tema.
En la zona, las profesionales afirman que son muy pocos los casos en los que se aplican cuestiones de la ley, especialmente en lo que respecta a cesáreas. Las intervenciones quirúrgicas han crecido en gran manera. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, se duplicaron en los últimos cinco años llegando a cifras que alcanzan, en Argentina, más del 60% en el sector privado. 

Derrumbando mitos
Foto Gentileza: Cristian Giorgis.
¿Qué implica un parto respetado? Con respecto al tema han surgido numerosas ideas erróneas de lo que comprende por lo que Gimena y Maja derriban algunas de ellas. Existen dos posturas extremas: quienes creen que la mujer debe parir sola en su casa y quienes defienden las prácticas médicas sin cuestionar. Ninguna de las opciones son las óptimas ya que, el doctor siempre tiene que estar presente en el parto independientemente en donde se lleve a cabo, consensuando con la mamá cómo realizarlo y brindando toda la información que sea necesaria.
“El respeto por el parto empieza por una conciencia de respeto a una misma y amor propio”, afirma Maja. El momento de dar a luz se convirtió en un proceso médico que dejó de lado las prácticas originarias, según Gimena: “hay evidencias científicas de que mientras menos interferido sea el proceso natural, será más fácil de que llegue bien a su fin”.
El lema de este año de la Semana del Parto Respetado es: “¿40 semanas? El embarazo tiene el tiempo justo, no el programado”. Es por ello que las profesionales sostienen que la fecha no es exacta y que depende de cada mujer.  Además plantean los beneficios del parto natural que van desde fortalecer el vínculo madre-hijo, favorecer la lactancia hasta mejorar la inmunidad del bebé al pasar por el canal de parto, entre otros. 
Por otra parte, manifiestan que “la violencia obstétrica está naturalizada”. Esa violencia no se ve solamente en las intervenciones que se ejecutan sin el consentimiento de la parturienta sino que también está presente en maltrato verbal o en la falta de información que no se les brinda a las madres. “Un parto deja huellas para siempre, puede ser una buena huella o una huella llena de silencios”, sintetiza Maja. 
La doula continúa diciendo: “lo óptimo sería que la institución frente a una embarazada y a la familia que está por recibir a su hijo, pueda adaptarse a la familia y no al revés”. Una de las cuestiones que figura en la ley es la posibilidad de escribir un plan de parto en el que la mujer plantee sus necesidades y autorice cuáles son las prácticas que desea a la hora de traer al bebé al mundo. 
Gimena y Maja, ambas mamás, comparten su formación e historias todos los jueves de 17 a 18:45 en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario, un espacio en el que intercambian información, contención y luego realizan biodanza, una actividad que pone en juego el cuerpo, la mente y las emociones. 


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com