Último momento
recent

Desde hace dos años faltan $ 65 mil de la cooperadora del IPEM 165 Pbro. José Bonoris

Después de conocerse de que hubo un faltante de más de $ 200 mil de la escuela José Manuel Estrada, se conoció que faltan poco más de $ 65 mil del colegio Bonoris.

Tres cheques por los importes de $ 25 mil, $ 20 mil, y $ 20 mil y alguna moneda no fueron ingresados al libro de contabilidad de la cooperadora del IPEM 165 José Bonoris de Colonia Caroya.
Son cheques que fueron entregados el 23 y 24 de febrero de 2015 y correspondían al adelanto de utilidades del ejercicio de ese año, por un total de $65.468.
La cooperadora estaba presidida por Clarisa Vaccarini,  pero ese mismo año renunció y fue reemplazada. Ese año hubo otras renuncias, aunque no habrían estado vinculadas al faltante de dinero que fue asentado en el libro de actas de la cooperadora con el número 35/15.
El problema es que, al no haber sido ingresados formalmente a la contabilidad de la cooperadora, tampoco existía como faltante.
Las actuales autoridades de la Cooperadora, Mary Lazarte (presidenta) y Sandra Cragnolini (tesorera) han enviado cartas documentos a Vaccarini exigiendo, primero, que se presente al Colegio y, en el último pedido, que restituya los 65 mil pesos faltantes.
Vaccarini debía contestar el pasado lunes 8 a la Carta Documento y no lo hizo. ¿Por qué directamente Vaccarini? Porque las autoridades de la cooperadora confirmaron -a través de un informe bancario - que ese dinero fue entregado y cobrado por Vaccarini.
Y este lunes, la directora Julia Palmero se reúne en la ciudad de Córdoba con una abogada y una especialista en Cooperadoras para ver cuáles son las acciones que van a tomar, seguramente por la vía judicial.
Patricia Batalla, quien oficiaba durante ese período como integrante de la comisión revisora de cuentas, también confirmó a Primer Día este hecho: “Nosotros no aprobamos ese balance porque nunca logramos que nos mostraran los papeles en orden”.
“No sabíamos dónde estaban hechos los asientos. Nadie nos explicó nunca quién había retirado los cheques”, completó Batalla.

Soberanía vs injerencia
La asamblea de una cooperadora es soberana. El Festival, que nuclea a 20 cooperadoras escolares, no tiene atribuciones para interferir en las decisiones que toman sus socias, pero se sabe que interfiere. ¿Cómo? En muchos casos, sugiriendo quiénes tienen que ser los postulantes a cargo.
Los postulantes a cargo no necesariamente tienen que ser integrantes de la cooperadora, pero sí cubrirán cargos dentro de la comisión del Festival. Los presidentes, generalmente, prefieren postulantes a cargo que coincidan con sus proyectos y directivas.
En el caso concreto del Bonoris, entre 2010 y 2014 hubo resistencias de parte del Festival para aceptar los cambios a postulantes a cargo que propuso la cooperadora, según narraron exintegrantes. El Bonoris había separado a postulantes a cargo por mal desempeño, pero el Festival los prefería a esos antes que los que la cooperadora proponía como reemplazos.
Pero nunca se había llegado al caso de que un miembro de cooperadora sea sospechado de haber separado de la contabilidad una cifra semejante. Valga aclarar que solamente tres personas de la cooperadora, incluida la directora del colegio, tienen atribuciones para extraer dinero de la cuenta bancaria de la cooperadora y se necesitan al menos dos firmas para ello.
Desde el Festival, una fuente consultada por este semanario confirmó que el Bonoris está buscando la restitución del dinero faltante desde hace dos años.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.