Último momento
recent

Niños y sobrepeso: “La obesidad no se ve como un problema de salud”

Entrevista al médico Andrés Carrillo, director de Salud de Sinsacate.

Por: Adriana Felici (Periodista, editora de la sección En Familia)

“Entre el 25 y 30% de los chicos medidos y pesados en noviembre de 2016 en la escuela de Sinsacate evidenciaron sobrepeso en distintos grados; desde leve hasta obesidad mórbida que es el grado más alto”, nos dice el Dr. Andrés Carrillo, Director del Centro de Atención Primaria de Salud de la localidad. El profesional nos habla en esta nota sobre las causas y consecuencias de este problema, pero antes vale aclarar que esta situación nos atañe a todos ya que puede aplicarse a cualquier familia de la zona, e incluso del país. Veamos por qué.

Causas
“La causa principal son los malos hábitos de consumo a nivel familiar: gaseosas, criollos, golosinas y muchos azúcares en general. A esto se le suma un marcado sedentarismo: mucha pantalla y poca actividad física y juegos al aire libre donde el chico se puede mover y quemar calorías”, señala Carrillo, y agrega: “Como causal en segundo término tenemos que debido a la situación económica reinante hoy hay un desbalance en los componentes alimentarios: exceso de hidratos de carbono (harinas y papa) que no aportan nutrientes y sí muchas calorías. Esto produce -puntualiza- que veamos casos de obesos anémicos, ya que el aumento en los hidratos de carbono va en detrimento de las proteínas y el hierro, ya que la carne y sus derivados hoy se consumen menos”.
Además el médico considera que en Sinsacate hay ciertas cuestiones culturales muy arraigadas: “Familias, por ejemplo, que creen que hay que comer tres platos de comida y así se los transmiten a sus hijos. Es muy difícil cambiar esta creencia; muy difícil lograr la toma de conciencia”, apunta.

Consecuencias 
El excesivo consumo de carbohidratos y un déficit de proteínas, hierro y vitaminas pueden generar en los niños:

  • Anemia por falta de hierro.  
  • Obesidad.  
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • Enfermedades cardiovasculares: colesterol y triglicéridos altos y a consecuencia de esto, arterias tapadas.
  • Problemas digestivos (flatulencia por ejemplo)

Acciones 
“Desde el municipio se trabaja activa y permanentemente tanto en la prevención como en el tratamiento de de esta problemática”, dice Carrillo y detalla las diferentes acciones que se encaran:

  • Campañas informativas sobre las causales y consecuencias de la obesidad infantil. 
  • Campañas de detección del problema en los colegios y centro de salud municipal. 
  • Cuando la causa de la nutrición deficiente es el factor económico, se provee ayuda económica (órdenes de compra para asegurar esa dosis de proteína faltante), pero -resalta el profesional- “afortunadamente en Sinsacate no tenemos casos de desnutrición. De lo que hablamos es de una mala nutrición a raíz de una alimentación inadecuada”, concluye, destacando que para abordar cualquier  problema de salud -obesidad incluida- el municipio tiene a disposición de la comunidad -a libre demanda- el equipo de salud, compuesto por casi 20 profesionales, entre los que se incluyen -puntualmente para la situación a la que hacemos referencia hoy- médico generalista, pediatra, nutricionista y psicólogos. 

¿Qué ocurre cuando consumimos hidratos en exceso?
¿Cómo funciona nuestro organismo cuando seguimos una dieta centrada en pastas, pan, papas, legumbres, arroz (harinas en general) y dulces (azúcares)? 
  • El organismo asimila los hidratos de carbono que necesita, pero los que sobran se transforman en grasa. En números simples: un exceso de 50 gramos de hidratos de carbono es transformado por el organismo en 16,6 gramos de grasa que se almacenan en el tejido adiposo.
  • Mientras más refinados sean los carbohidratos, más rápido se libera la glucosa en sangre. Esto causa “picos” en el nivel de azúcar y en la energía. Por eso no es de extrañar que un niño que consume un exceso de hidratos de carbono, a media mañana, en la escuela, esté somnoliento y/o con problemas de atención. 
  • ¿Cómo debería ser una dieta equilibrada que aporte los nutrientes que el organismo, en especial el de un niño, necesita? Una dieta equilibrada es la conformada por alimentos que aportan una cantidad adecuada de todos y cada uno de los nutrientes que necesitamos para tener una salud óptima. Debe ser variada y hacer hincapié en los productos frescos y de temporada. Todo repartido en 4 comidas diarias: desayuno, almuerzo, merienda y cena. 
  • Ejemplos principales de carbohidratos refinados: galletas y pastelería, chocolate, productos enlatados y envasados, salsas, refrescos, dulces, snacks, pizza, cereales azucarados, pan blanco, harina blanca, pasta y arroz.
  Es importante aclarar que los hidratos de carbono no son el “cuco”: el cuco son, como en todas las cosas, los excesos. Por eso es importante saber que así como el consumo desmedido de hidratos provoca lo antedicho, un consumo insuficiente puede producir fatiga física y debilidad, y podría lentificar ciertas funciones cognitivas como el aprendizaje y la memoria. Se recomienda que el consumo de carbohidratos no supere el 45/65 por ciento de la ingesta total diaria.  

Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.