Último momento
recent

Las salas cuna por dentro

El gobierno de la provincia de Córdoba describe a la implementación de las salas cuna como lugares para “apoyar a las mujeres que necesitan la accesibilidad a espacios de cuidado y atención de sus hijos/as de 45 días a 4 años de edad en sus tiempos de trabajo o estudio…”. Más allá de lo formal, veamos cómo son por dentro las de la zona.

Colonia Caroya
En Colonia Caroya hay tres: en el lote 15 (44 niños), Malabrigo (46) y Tronco Pozo (16), y se están gestionando dos más; en Los Álamos y en el lote 11. Las primeras tres están casi a tope. Hay lista de espera. La demanda es muy grande porque la solución que se brinda a las mamás que trabajan o estudian también es grande. “Esto es como una segunda familias. No puedo pagar una guardería y acá lo dejo con total confianza. Hay muy buena comunicación con las seños”, nos cuenta Lorena, mamá de Benjamín (3 años), quien hace casi un año que va a la sala cuna de la Colonia.
“Son un lugar de cuidado, contención e igualdad por parte del Estado”, define Marcela Luque, Directora de Desarrollo Social, y describe algunos aspectos organizativos: Funcionan desde las 7 hasta las 20, y están a cargo de maestras jardineras. Se provee desayuno, almuerzo, merienda y colaciones supervisadas por nutricionistas. Por detrás hay un equipo interdisciplinario: nutricionista, especialistas en género, niñez y consumos problemáticos, trabajadora social, psicólogo, psicopedagogo, porque el objetivo es abordar las distintas problemáticas de las familias.

El niño y su entorno familiar son mirados de forma integral, y si se detecta alguna situación, la docente deriva a la referente de las salas cuna quien activa el protocolo de acción.
Luque subraya que el objetivo es completo: brindar ayuda a las mamás que lo necesitan, promover la inclusión social y laboral femenina, y brindar contención en caso de necesitarse. “Las salas cuna se enmarcan en un plan de fortalecimiento familiar y de las redes de cuidado, a la vez que se garantizan los derechos de la infancia”, señala.
En cuanto a las actividades, hay estimulación temprana y adquisición de primeros hábitos, y una zona de descanso diferenciada, ya que los niños que se quedan todo el día duermen la siesta; cada uno en su cunita.

Jesús María y Sinsacate
El 6 de abril el gobernador Juan Schiaretti vino a Jesús María e inauguró en la ciudad el Programa Salas Cuna en la guardería municipal (ex Imei), a la que se suma una en Bº Sierras y Parques y otra en la Capilla de Fátima. Ese aporte permitirá ampliar el grupo etario que ya viene atendiendo el municipio, y extender el horario corrido, sumando también el servicio de almuerzo para quienes lo requieran. Hoy el sistema municipal trabaja con unos 150 niños de 2 y 3 años, y se estima que desde mayo la matrícula se irá a unos 230, incorporando bebés desde los 40 días hasta 2 años de edad.
“Esto implica sumar 10 docentes más al sistema, y, en el caso del ex Imei, la apertura de dos salas nuevas para atención específica de los más pequeños”, describe Karina Romero, responsable de la guardería municipal, agregando que el horario de funcionamiento es de 8:00 a 16:00.
  En cuanto a Sinsacate, también el 6 de abril se inauguró oficialmente en la Guardería Municipal la Sala Cuna N° 190 de la provincia. “La Sala Cuna permite que las mamás puedan trabajar o estudiar y los niños tengan su copa de leche”, expresó el intendente Rubén Ferreyra. Esta sala abre sus puertas de lunes a viernes por la mañana y por la tarde.

La prioridad: dejarlos en un lugar seguro
Niños alegres, maestras dedicadas y un espacio físico agradable, cómodo y funcional. ¿Qué más se puede pedir? Esa es la impresión que me llevé al visitar una sala cuna de Colonia Caroya. Como mujer, madre y abuela, conocerla por dentro me permitió dimensionar la importancia de estos espacios a cargo del Estado. No necesito hacer demasiada memoria para recordar lo que se vive  cuando se tienen hijos y hay que trabajar: no siempre las abuelas pueden ayudar, y no todos pueden afrontar el costo de un jardín maternal. La primera y obvia prioridad es dejarlos en un lugar seguro. En todo sentido. Que una pueda irse al trabajo con la certeza de que el pequeño va a estar bien cuidado. Si a esto se le agrega la estimulación temprana, el servicio es completo. Este es el doble objetivo de las salas cuna implementadas por el gobierno de la provincia. El equilibrio que percibí tanto de parte de las docentes y los chicos como de las mamás que los iban a retirar, me lleva a comprobar una vez más que cuando el Estado se preocupa y ocupa por brindar contención a las distintas necesidades de la población, todo funciona mucho mejor. 
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.