Último momento
recent

Disparen contra los maestros

Por: Juan Manuel García Escalada (Docente, Psicólogo Social)

Los maestros, los profesores, es decir la comunidad Docente tiene con que defenderse: La pizarra (la pantalla), el libro, la palabra, el afecto, la contención…
Las perdigonadas que llegan a este colectivo docente vienen cargadas de veneno maléfico (los estereotipos, que son siempre discriminación social y cultural), que van minando la principal capacidad de los adultos, la posibilidad de razonar y actuar como seres pensantes, independientes y adultos. Resumiendo: Se repite a diestra y siniestra lo que los demás dicen y hacen.
Como lo dice el actor Enrique Pinti en unos de sus scketch: “… la clase media es Incorregible siempre habla por boca de ganso…”, y esa cualidad demuestra que estamos en una sociedad desinformada, prejuiciosa y machista. Pero que todos tienen una opinión sin conocer las causas. Negarlas, subestimarlas en un aspecto de individualismo solapado y de desinterés real por debatir como sociedad adulta las contradicciones que se plantean desde los aspectos ideológicos-culturales.
En una ocasión en una encuesta callejera se preguntaba sobre el último libro de Jorge Luis Borges. Cada persona a quién se encuestaba iba dando su respuesta. Algunos de manera positiva o negativa. Lo terrible es que ese libro no existía. Nadie fue sincero. Es el modelo exitista de nuestra sociedad. Creer que se puede opinar y saber de todo y se confunde la inocencia de la ignorancia con la vanidad de la estupidez.
¿A qué se debe que al colectivo docente se lo ataque de manera absurda, hasta violenta? ¿Qué moviliza hacia el interior de los opinantes para llegar a agraviar? ¿Qué subjetividades personales no se quieren asumir?
 Por una parte aparece la concepción de la maestra como prolongación materna educativa. También está el aspecto de Género, ya que la docencia está mayoritariamente llevada a cabo por mujeres. Y lo femenino en una sociedad machista es inferior, es parte del   famoso concepto del “sexo débil”. Todos estereotipos que se usan para confundir. Y no debatir seriamente las causas de tales consecuencias que se viven.
Los sindicatos también han hecho su historia para ser cuestionados. Han traicionado las esperanzas que sus afiliados depositaron en su representatividad y defendieron causas que no representaban sus intereses y  traicionado su propia condición de clase social a la que pertenecen.
Esta confrontación con los docentes es la muestra cabal del poderoso con el débil, que conlleva otros propósitos que van a hacer mucho daño a la sociedad toda.
Recuerdo una expresión del escritor italiano Italo Calvino, con la quiero finalizar: “Un país que destruye la Escuela Pública no lo hace nunca por dinero, porque falten recursos o su costo sea excesivo. Un país que desmonta la Educación, las Artes o las Culturas, está ya gobernado por aquellos que sólo tienen algo que perder con la difusión del Saber” (1974).
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.