Último momento
recent

Un 24 de marzo, cargado en la memoria y el presente

El contexto de un gobierno que ha minimizado los Derechos Humanos potencian el simbolismo de la fecha.

Por Leonardo Rossi (De nuestra redacción)

Frente a un nuevo 24 de marzo, y en un contexto socio-político intenso, los organismos que militan por la Memoria, La Verdad y la Justicia, desplegaron un gran potencial de visibilización. No pasa por alto que el actual presidente se refirió en 2014 “al curro de los derechos humanos” en torno a las políticas para no olvidar el genocidio; que su familia-empresa tuvo intensos vínculos con la Dictadura; que desde el Ejecutivo nacional se han relativizados las cifras de víctimas del terrorismo de Estado; y que vuelve, después de muchos años, a instalarse como opción legítima la solución del conflicto social vía represión.  Esto no significa que Milani no haya sido jefe del Ejército, que no se hayan cometido crímenes por fuerzas represivas entre 2003-2015 ni que hayan existidos sindicalistas y empresarios ‘procesistas’ de buen vínculo con el anterior gobierno. No obstante, ha sido el kirchnerismo el espacio político que, luego de las duras disputas contra los militares que llevó adelante Alfonsín para sostener el orden democrático, volvió a poner en el centro del Estado la condena al período 76-83 como el Golpe Cívico Militar que fue, en toda su magnitud. Los contrastes entre gobiernos existen, marcan la agenda, es sano que existan. 
En este contexto, Leny Migotti, compañera de Rodolfo García (desaparecido), apunta: “De a poco, con los casos que empiezan a aparecer del presidente, mucha gente que parecía no saber quién es él, toma algo de conciencia sobre lo que es Macri, su familia y empresa, y sus vínculos con la Dictadura. Los favores que le hicieron, haciendo pública sus deudas, los tiene que devolver”.

Un gobierno que incentiva por la negativa
El clima de este año no sólo viene cargado por la historia de los Macri. Desde el Ejecutivo pusieron el feriado del 24 de marzo como móvil, hecho que ante la crítica social debieron revertir, y figuras del núcleo presidencial, como Juan José Gómez Centurión relativizaron la cifra de 30 mil desaparecidos. Si se agrega al escenario de retracción de derechos colectivos como las paritarias, sumado a los masivos despidos y pérdida del salario real, y la amenaza a reprimir los reclamos ciudadanos que funcionarias como Patricia Bullrich realizan cada día, se engrosan las filas de las movilizaciones para esta fecha. Siempre las marchas del 24 agregaron consignas referidas a los ‘derechos humanos de hoy’, contra el gatillo fácil y la represión institucional. No es nuevo. El gobierno actual incentiva. 
Rodolfo García, presente...
Para Leny Migotti: “Lo de hacer móvil el feriado, tiene que ver con la lógica del macrismo: primero arremeten, ven qué pasa, y después si hace falta aflojan. No importa con qué tema sea”.  Como dato positivo, evalúa que “hay una gran vocación del pueblo de demostrar que los derechos humanos no son un curro, que la Memoria, La Verdad y la Justicia existen, y que tienen que ser defendidas”. Lo percibe en “los militantes del pueblo de donde era Rodolfo en Mendoza que preparan fuertes actividades” y en “jóvenes de 13 años que me dicen que van a marchar sin esperar que los lleve un adulto”. Y también, destaca que “en la zona, en Colonia Caroya y Jesús María hay otra intensidad, hay reconocimiento a las víctimas del genocidio, y todo eso me da la idea de que hay una toma de conciencia”. 

Sombras y luces de esperanza
Leny analiza la situación de los derechos humanos en la actualidad, y el mensaje que hace circular el Ejecutivo. Por un lado, apunta sobre el caso de Milagro Sala, diputada del Parlasur que sin condena, permanece presa hace más de un año, pese a las recomendaciones de liberarla realizadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “Realmente es algo ver- gonzoso, que duele como Estado”. En esa sintonía, remarcó otro ejemplo, “la locura de que pongan policías en medio de la Marcha Federal Docente, buscando provocar”.  
“Durante muchos años, pasada la Dictadura, vivía con una sensación de miedo, un malestar, que pude lograr dejar de lado, y ahora de nuevo me aparece en la memoria”.  Para sobreponerse, remarca una y otra vez que “como nunca, este 24 el pueblo sale masivamente a la calle a defender los derechos humanos”. 
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.