En foco
Pin It

Widgets

Consejos para la mujer de hoy

Tal vez te interese

Foto Gentileza Radio Comunicar
Por: Leyla Hernández (Vecina de Colonia Caroya, inmigrante cubana, 86 años)

Ser mujer es ser un ser humano como todos los demás, no es diferente por tener otro sexo. La mujer es igual que el hombre y, cuando digo igual, quiero decir que no se la debe considerar superior ni inferior.
Consejos para las mujeres de hoy: Siéntanse iguales que los hombres, no se dejen usar, luchen por lo que quieren. Piensen en el trabajo, la familia, la humanidad, la política, el amor, la paz y no en cosas superficiales como el maquillaje, la ropa, las fiestas y los hombres.
Piensen en ocupar un lugar importante dentro de la sociedad, en la escuela, la iglesia, el gobierno, en todo, al igual que el hombre. Esto las llevará a ser un ser completo, ésa es su responsabilidad en la vida, ser un ser completo en tal sentido.
Vivan la vida naturalmente, lo que les pide su cuerpo, su mente, su corazón; sin pensar en lo que les marca la sociedad. Hagan lo que sientan naturalmente, eso es la libertad.
Sean libres en todo comportamiento, sentimiento, pensamiento. Sean honestas consigo mismas y viviendo con eso nada más, educan a sus hijos en la libertad y no tienen que ir a aprenderlo en ningún lado.
Hace falta ser muy valiente para eso, pero la mujer es un ser valiente. En este lugar hay muchas mujeres valiosas que no saben que lo son…así que ¡reconózcanse como valiosas! Todos los días tiene que ser el día de la mujer... un abrazo fraternal. ­

Pequeña Biografía

Fuente: Revista Placeres Caroyenses (de Pablo Roggio) y Radio Comunicar (agradecimiento a Ariel Roggio por los datos y links)

Leyla Hernández Echenique nació el 15 de junio de 1930, en Cárdenas, un municipio de la provincia de Matanzas, Cuba. Ella fue ama de casa, aunque también secretaria y sus estudios escolares los hizo en EEUU.
En la década de 1960, conoció a Hugo Gremico en Cuba. En un colectivo, un día cualquiera en la isla, se unieron sus destinos: Gremico portaba unos discos de folklore argentino y Leyla sacó conversación.
Esa primera charla fue el inicio de la historia de amor: se casaron y tuvieron su única hija, Estrella.
En 1970, Hugo y su familia llegaron a Buenos Aires y después de un tiempo, recayeron en Colonia Caroya, donde trabajaba un tío.
Antes de ir a Cuba, Hugo ya conocía nuestra zona y el lugar lo atrapó al punto de elegirla para vivir gran parte de su historia. Al principio, alternaba su profesión de mecánico con la de fotógrafo hasta que el fotógrafo le ganó la pulseada y le dedicó su vida, entre 1976 y 2005. Murió en febrero de este año.
Leila tuvo siempre un compromiso enorme con los más necesitados de Caroya. Durante muchos años trabajó con las comunidades que se dedicaban a la industria del ladrillo donde experimentó la crudeza y la difícil vida que tenían esos obreros. Su extrema sensibilidad le impedía narrar esos años de militancia social y sus ojos se llenaban de lágrimas cada vez que tenía que rememorar algunos de esos tiempos. Aunque caroyense por adopción, su Cuba late siempre bien hondo y ese amor lo trasmite con sus preciosos y profundos ojos.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com