Último momento
recent

Con el entusiasmo de volver

Cada año que nos acerca a nuestra primera década de vida nos empuja a nuevos desafíos, a seguir ejerciendo esta profesión que nos fascina, la del periodismo escrito.

En piedra, en papiros, en papeles. Elija el formato que más le guste, pero la historia se conoce principalmente por lo que otros escribieron. Alguien que se tomó el trabajo de sentarse a escribir un hecho, a describir un suceso, a opinar sobre algo, a dejar sentadas sus impresiones sobre la época.
Los escritores no fueron siempre demasiado conscientes de lo que sus impresiones generarían a las generaciones futuras. Shakespeare no escribió pensando que alguien en el siglo XXI podría tener una obra suya en sus manos y traducida desde el idioma en que se gestó originalmente. Seguramente, Dante tampoco pensó en eso, no escribían para la posteridad, escribían para su tiempo, pero el hecho de que hayan dejado asentadas sus ideas en libros nos permite el disfrute de hoy.
Mientras escribo estos párrafos, en una computadora personal (PC) de escritorio, pienso en que en algunas horas se transformarán en papel y serán distribuidos gratuitamente entre este sábado y el lunes para que alguien goce de la experiencia de leer a la “antigua”, manteniendo contacto con el papel, ensuciándose un poco las puntas de los dedos con la tinta de la impresora de diarios.
Pero también pienso en que otros accederán a éste y otros textos que proponemos en este semanario a través de algún dispositivo de lectura digital, sea una computadora, una tablet, o un teléfono móvil.
No deja de maravillarme de que quede un respaldo virtual, paralelamente al físico y que de esa combinación y de muchas combinaciones más surjan los textos que en el futuro servirán a algún curioso de la historia para saber qué pasó en estas comunidades en este tiempo, qué decidieron los gobernantes, qué celebraba su gente, qué hechos merecían la consideración de los comunicadores.
Por lo pronto, esta semana vuelve Primer Día para los lectores de este tiempo, para los que nos privilegian semana a semana cuando nos eligen. No se puede ser más feliz.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.