Último momento
recent

Benditas mujeres, el cuarto libro del taller literario Palabras en libertad de Colonia Caroya


Fue presentado el pasado miércoles 8 en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario ante una multitud.

El taller literario Palabras en Libertad de Colonia Caroya que coordina la profesora Sonia D’Olivo presentó en sociedad su cuarto libro que lleva por nombre Benditas mujeres.
Todo surgió durante 2016, mientras transitábamos la fecha del Bicentenario de la Independencia Argentina. Allí, quienes concurren al taller comenzaron a investigar la participación de la mujer en los hechos patrios y en la historia local, investigación que disparó escritos de toda naturaleza, desde cartas a poemas y cuentos.
Y esos escritos fueron los que se compilaron para esta antología que lleva por nombre Benditas mujeres y que fue presentado en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario en coincidencia con la celebración del Día Internacional de la Mujer.
Se trata de un libro que fue financiado por los integrantes del taller, a través de aportes personales y por la venta de ejemplares de los otros libros que editaron anteriormente, una metodología que les permite contar con fondos para seguir editando.
Está dividido en cuatro secciones: la poesía tiene nombre de mujer, biografías, cartas, y de todo un poco sobre mujeres. Además de mujeres de otras latitudes, esta antología refiere sobre algunas mujeres caroyenses que merecieron reconocimiento, por ejemplo, la maestra Olga Prosdócimo, Betty Repetto, una maestra de música que hizo mucho por ese arte en la ciudad, y Elena González, docente, política, y delegada gremial.
Vale recordar que este taller nació, originalmente, con el Programa Universitario del Adulto Mayor (PUAM) que promueve la Universidad Nacional y en ese tiempo editaron los dos primeros trabajos, hasta que se escindieron y comenzaron a funcionar en la Biblioteca Popular La Bicicleta bajo la coordinación de D’Olivo y por pedido de quienes eran sus propias compañeras de escritura.
“El espíritu es mostrar todo lo que podemos hacer las mujeres sin buscar enfrentamientos. Es defender nuestros valores y nuestro lugar en la sociedad. Más que por la rebeldía nuestro esfuerzo tiene que ir por fortalecernos, por integrarnos con el otro, por el diálogo, y generar en las nuevas generaciones otra conciencia”, señaló Sonia D’Olivo sobre el cometido del libro.
En esa búsqueda del reconocimiento, vale reseñar que en el nomenclador de calles caroyenses solamente tres calles llevan nombre de mujer: maestra Olga Prosdócimo, maestra Filomena Rossi, y Santina Canale. En este último caso, le quitaron el apellido de soltera porque, en realidad, era Santina Rossi “de” Canale.
Estos esfuerzos editoriales sirven, sin dudas, para ensalzar una figura siempre presente, la mujer, pero sin reconocimiento.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.