En foco
Pin It

Widgets

Recorrer los quioscos o el mágico mundo en las afueras del Festival

Tal vez te interese

Comidas típicas, platería, talabartería se combinan con los más diversos objetos en un paisaje único.

‘Ay diosito santo bájamela del cielo, van pasando los años y todavía la espero’, se escucha a todo volumen, aunque no se identifica claramente el intérprete. Casi que en remix se oye una fusión con un carnavalito que viaja en el viento proveniente desde algún sitio más alejado. La música, los aromas, diseños, comidas todo se mixtura durante casi una quincena en los alrededores del anfiteatro de Doma y Folklore.
Pleno enero. Festival. Parrillas humeantes, megáfonos que anuncian ofertas, fustas colgadas como serpientes que caen del cielo, y platería criolla entremezclada con los más diversos artículos de bazar, muñecos de spider-man o el último implemento de bazar del que uno puede convencerse que es urgente adquirirlo de verlo una y otra vez.
La suma de todo eso es necesaria para componer la única e inconfundible atmósfera que rodea durante estas noches el ‘José Hernández’.

Agua la boca 
El recorrido inicia por la esquina más próxima al colegio del Huerto. Desde allí, de frente, el caminante es abrazado por el humo tempranero que surge desde las brasas que empiezan a hacer transpirar los todavía rosados chorizos. Al costado ya se acomoda una nutrida barra que promete ser un oasis para las almas sedientas en noches de altas temperaturas. Licuados, cócteles varios, y trago popular, sencillo y puro, esperan aligerar gargantas fatigadas de cantar y bailar.
Algunos puestos con decoración caribeña, y referencias cubano-haitianas, ilustran el paisaje con una colorida paleta de pulpas de fruta listas para combinarse con agua, leche o bebida blanca (a gusto del consumidor). Tentadora opción para arrancar la tarde noche de idas y vueltas entre las calles festivaleras.
“Hay buena expectativa para este año, tenemos mucha fe en el festival, porque siempre es una buena opción para el turista, más allá de la situación económica”, comparte Ana, desde la parrilla ‘Los Muchachuchos’.
Mientras acomodan sillas y mesas, terminan de montar el escenario para los días por venir, y ubican el cartel que anuncia a ‘Chacho Peralta’ en su escenario, desde esta carpa se muestran optimistas. “Estamos ansiosos esperando para ofrecer nuestros locros, cabritos, matambre, vacío a la sal, empanadas salteñas”, enumera la mujer como para tentar al cronista.

No hay otro igual 
Ya circulan los primeros conos de doradas y crujientes papas fritas de esta temporada festivalera. El ‘Paqui’ un puesto con estilo ‘rural’ es de los primeros en largar con la oferta de este codiciado alimento al paso en estos días. “Hace veinte años que estamos acá, y como siempre con fe a muerte en el Festival”, dice Luis, sonrisa de frescura, en estas primeras horas de color y coraje.
Acomodan cajas, ubican pilas y pilas de pan, limpian la barra. Dejan todo a punto. Y salen a la cancha; a trabajar mientras disfrutan de este rito que desdibuja días y noches durante algunas jornadas.
Los promotores de la rifa del Festival hacen lo suyo. Caminan por aquí y por allá, al grito que los identifica. Por cada sitio que se recorre, aparecen. Van en busca del objetivo. Son parte del reparto en este teatro mágico.
Quienes ofrecen anillos y cadenas de oro y plata con sus mantas en el piso, las familias que acomodan diversidad de implementos gauchos hechos de cuero, y los vendedores de cuchillería, mates y trabajados adornos en plata completan, junto a tantas y tantos otros, un sincretismo sin igual, que no hay que dejar de recorrer una y otra vez.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com