Último momento
recent

Federico Martínez: “El fútbol cordobés es una cantera inagotable, pero falta apoyo a juveniles”

Federico Martínez, actual veedor de selecciones juveniles y el técnico de fútbol local, analiza el presente del deporte.

En días de fútbol convulsionado, de idas y vueltas en torno a la AFA (Asociación del Fútbol Argentino), donde lo importante, la pelota y los jugadores parecen ser meras figuras decorativas de otros intereses, nada mejor que una voz de adentro para reflexionar. Federico Martínez da su sensata palabra sobre este maravilloso deporte, que parece cada vez más alejado de eso, de ser un juego, en el mejor caso una profesión, para dar paso a la desmesura y a frenéticas decisiones que desvirtúan su espíritu. Ex jugador profesional, técnico de la zona, y actual veedor de las juveniles nacionales opina del presente del que tantos definen como ‘el deporte más hermoso del mundo’. “En algún momento hay que parar, hay que ponerle un corte a todo este caos y dar de nuevo, porque si no el fútbol argentino no va a salir.”

Un mundo de locos
Desde hace algunos meses, Martínez comenzó a colaborar como veedor dentro del equipo de Miguel Micó en las selecciones juveniles (sub 13, 15 y 17). Su tarea es detectar potenciales jugadores de selección en el norte cordobés y zonas de influencia. El técnico, que cerró el año al frente del Bochas Sport Club, explica que el objetivo es “buscar jugadores en los rincones más chiquitos del país”.
Conocedor de lo que pasa en AFA no duda en decir que “más allá de este proyecto serio que se plantea a nivel juveniles, la situación de los clubes es un caos, y eso viene desde más arriba, que es la FIFA”. Desde su óptica “no puede seguir habiendo clubes grandes con deudas multimillonarias, que siguen comprando jugadores y continúan en competencias internacionales”. En los últimos tiempos, la indefinición en torno a la televisación, el gran ingreso económico para los clubes, es una muestra más de “la falta de seguridad e incertidumbre que rodea a quienes trabajan en el fútbol”.
Martínez pone el acento en los que no salen en la tapa de los diarios. Son miles y miles los jugadores, técnicos, preparadores físicos, utileros que no están en las grandes instituciones y viven de esta actividad, atados a los tira y afloje de grandes intereses corporativos. “Me da pena que los verdaderos protagonistas que son los jugadores, que muchas veces pasan años en pensiones, lejos de sus familias, con mala alimentación sólo sean vistos como un signo pesos el día que llegan a primera.” “Se perdieron valores”, dice y recuerda su época en Gimnasia de La Plata. “Éramos una familia, había grupo, hoy eso es imposible con la lógica de los empresarios que se meten en los planteles, muchas veces relacionados con los técnicos, y así se desvirtúa todo”.

Apuntalar a los juveniles
Martínez habló también del fútbol cordobés que tanto conoce.

Hay dos equipos cordobeses en primera ¿qué balance hace?
- Belgrano mostró con Armando Pérez que se puede ser un club ordenado administrativamente, tener un proyecto de largo plazo, pero la gente quiere campeonatos. Como que con ser ordenado no alcanza. Y Talleres, con Fassi, ha construido un imperio. Tiene recursos, pero todavía veo lejos a ambos de lograr un título. Ojalá puedan sostener, cada uno con su estilo, estos proyectos y potenciar sus inferiores que queda en claro que a la larga es lo que garantiza un potencial crecimiento y competitividad.

Que Paulo Dybala sea una figura de primer nivel internacional ¿es casualidad o hay un semillero?
- Córdoba es una cantera inagotable de jugadores, pero muy mal manejada. A Dybala, Instituto lo vendió por dos pesos, pudiendo haberlo transferido a un club argentino más grande, darle tiempo para que elevara su cotización. Creo que hay muchísimos buenos jugadores que surgen del fútbol cordobés, pero que falta una estructura, más planificación. Desde las selecciones juveniles se busca apuntalar esos procesos en todo el territorio del país. Ojalá podamos sostenerlo
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.