Último momento
recent

Fausto Brandolín: “El 2016 fue un año negro para el comercio, pero tenemos optimismo”

El titular del Centro Comercial de Jesús María analiza el escenario de su actividad.

Luego de un 2016 definido como “un muy mal año para el comercio”, el titular del Centro Comercial Jesús María, Fausto Brandolín, piensa cómo encarar 2017. “Ojalá se tomen medidas que pongan más plata en la calle; lo de modificar el impuesto a las Ganancias puede ir en ese sentido”, sostiene. Y enfatiza: “Por las características de nuestro país, el mercado interno es lo que mueve la economía”.

Año negro
En un escenario recesivo, desde el Centro Comercial local buscaron estrategias para alentar el consumo en la zona. La principal iniciativa fue la realización de un sorteo que entregó un auto, como premio máximo, entre otros bienes de considerable valor. “Fue algo que pensamos para estimular las ventas, mostrar los negocios de acá, y realmente nos dio un balance más que positivo”, comparte Brandolín. Según el resultado final, ese proceso permitió cubrir casi la totalidad del costo invertido en premios, a la vez que “fue una gran propaganda para nuestros comercios”.
Desde su rol, Brandolín definió al 2016 como un año “complicado” y “duro”. Los comercios apenas contaron con “leves subas en la venta en octubre y julio, y el resto fue todo a la baja”. En general, fue un período en el que los comerciantes “no se han largado a hacer inversiones, se han achicado costos, se ha hecho muy poca publicidad porque los números no cerraban”.
 
Optimismo
De cara a 2017, es optimista, ya que observa que “lamentablemente en los años no electorales, se experimenta para mal con la economía, y cuando hay elecciones mejoran las cosas”. “No hay mirada de largo plazo”, dice en general, incluyendo a diversos colores políticos.
A su entender algunas medidas como la suba del mínimo no imponible en Ganancias y las modificaciones en las categorías de quienes tributan “va tener una repercusión positiva en el consumo, va a poner más plata en calle”. Consultado sobre si la inflación seguirá siendo un tema que retraiga las ventas en comercios minoristas, presume que “poco a poco la van domando, creo que va a mejorar respecto a este año que se fue”. “Con estar mejor que el año pasado vamos a haber dado un gran paso”, plantea.
Por otro lado, cree que a su sector “puede favorecer la apertura de importación en algunos rubros, de tecnología sobre todo donde la relación precio y calidad está distorsionada”. “Esa masa de trabajadores tiene que reconvertirse a sectores donde podamos ser más competitivos, como las energías renovables o darle valor agregado al agro, por ejemplo.” Además ve con buenos ojos “la posibilidad de que se bajen las cargas impositivas laborales, que es un problema estructural de décadas en el país”. Iniciativas que, según planteó el nuevo equipo económico nacional, serán profundizadas este año y despiertan alarma en algunos sectores sindicales ante la falta de definición en el modo de implementación de esas líneas. “Realmente es necesario que se modifiquen impuestos distorsivos que a las pequeñas empresas le dificultan contratar empleados”, apunta, en lo que entiende es una de la necesidades urgentes para mover el empleo.
Claudio Jose Minoldo

Claudio Jose Minoldo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.