En foco
Pin It

Widgets

Roca al norte y la torre de agua

Tal vez te interese

Por: Juan Manuel García Escalada (Docente - Psicólogo social)

Finales del ’67 y comienzo del ’68. Tiempos de Verdades. Hoy, épocas de post-verdades (mentiras por verdades).
La calle Roca me lleva hacia el oeste de la ciudad, con mis anteojos clipper y mi gorra al estilo del CHE, hecha con tela negra y estrella encontrada al azar, y costura de mi abuela Isolina.
Camino de modo parsimonioso con mis LP de música de rock y pop, comprados en lo de Juan Aznar y la “disquería” de Amanda Nadaya. Llevo conmigo  una pequeña radio a transistores.
Pasarán todavía muchos años hasta que aparezca el primer walkman y los celulares con nuevos audífonos para caminar musicalizando nuestros pasos actuales. Por Radio Universidad se desprende la música de los Four Seasons, luego sería Frankie Valli, cantautor.
La canción es furor en ese momento y llegará a tener cuantiosas interpretaciones hasta el presente, se trata de “No puedo quitar mis ojos de ti”. Casi 50 años después, el gran director de cine Clint Eastwood, los recordará en un hermoso y cálido film: Jersey Boy’s.
Es plena década de 1960.  Década Hippie. De revoluciones, y el amor por todas partes. Aparecerá el “primer” miedo del hombre hacia la mujer: la creación de los anticonceptivos- ¡La mujer más libre! Luego vendrán los otros miedos.
 Los adultos están temerosos de esa juventud que sale a ocupar un lugar en la sociedad. Algo hay que hacer, (se preguntan y se responden los poderes de turno). Siempre con “adultos” que temen a entender el paso del tiempo.
……………………………………………
(El sueño americano comenzaba a sufrir los primeros estertores. La irrupción comenzaría en la transformación de los hippies en yuppies. Los “Young Urban Professional” que bien los retrataría Breton Ellis en su libro American Psicho. Y una película de los años 80 basada en ese libro “Psicópata americano”.
……………………………………………
Los aromas de la primavera se acercan al inicio del verano, estaciones del año (como las otras), bien definidas. Ya hay una pileta olímpica y la novedad es un nuevo lugar para el encuentro de los jóvenes. Remonto la calle Roca hacia el oeste, en la esquina con Salta, sobre la vereda, por el ventanal, veo estudiar a “Pucho” Picat, es sábado a la  tarde. Responsabilidades que miradas desde el presente parecen letanías antiguas (Si no te sientas a estudiar, no aprendes).
Entre las calles Santiago del Estero y Estrada lo encuentro a “Pichuqui” Lazo, intercambiamos unas palabras, y nos despedimos. Muchos años después al preguntar por él, me dicen de su desaparición. (Cuánto devastó la dictadura, con el pretexto del comunismo. Este  comenzaba a dar sus estertores en la actual Rusia, lo atestiguaban los milmillonarios que surgieron. No hay sistema perfecto. Pero es bueno prestar atención ante ideas y hechos. Los grupos de poder siempre usan  pretextos para imponer sus planes de dominio. En cierta ocasión, le preguntaron al ex-presidente R. Reagan como vencería a la Unión Soviética y él dijo, simplemente: “Con dinero”. Poderoso “Don Dinero”, todo tiene precio decía Oscar Wilde, pero se desconoce el  valor de las “cosas”, remataba en su expresión).
 La última cuadra antes de la Torre de Agua (la que nos brindaba la mejor agua del país por aquellas épocas) está sin pavimentar; y tiene unos hermosos árboles de frondosa sombra. Nos sentamos en la vereda. Es época de pocos autos. También de algunas motos (Hecho en Argentina, la industria del país a pleno) y bicicletas para trasladar algún amigo, o la caminata para llegar allí. El aroma de la primavera y el verano se sienten, se viven, se disfrutan. Están los hermanos Suppo (Nani y Daniel), y los hermanos Dalla Costa, Jorge, Ricardo y Julio, que anda con su guardapolvo entre manos, ya se recibe de médico: Envidia de todos nosotros. Cachi Lépore ha llegado, los hermanos Bibi se suman al encuentro semanal. También están charlando con nosotros en ameno relax conversacional, Carlos Fantini, Jorge Renzini y Roxana Mugni y Elvio Raselli; décadas después me enteraría de la muerte de Elvio. Es tan frágil vivir. Es construir arte. Delicadeza y sentimiento en esa construcción.
Los Beatles suenan en la radio con su sonido totalmente nuevo. Los Rollings Stone vienen como figuras descontracturadas, cantando “Satisfacción”.
El cuerpo humano que también es cuerpo político (construcción de interacciones sociales) era receptor de todos esos sonidos nuevos. Todo cambiaría.
¿Qué hacemos el fin de semana? Era una reunión “obligatoria”. No existían los celulares, ni el whatsapp, ni toda la parafernalia de las redes sociales, ni el universo internet. Era el face to face.  El, te miro y tú me miras.
 El Bochas Sport en Colonia Caroya y/o El Agraria. Alguna escapada a Villa Gral. Mitre (hoy Totoral). Al Club Social. A las sierras chicas. A algún…  ¿Adónde íbamos ese sábado?   Recién al nacer los ’70, aparecería Cariño Botaoo.
Las opiniones llegaban a una coincidencia junto con las pinceladas del atardecer y las brisas que bajaban desde la serranía. Eran encuentros que, con el pretexto de armar la “salida”, nos asociaba en las  primeras etapas de la juventud.


Autor
Claudio Jose Minoldo

Blog de Interes, recomiendanos

No hay comentarios :

Leave a Reply

Contacto

Contacto

Anuario 2016

Alojamiento en Jesús María

Primer Día

2016. Año VIII.
Año Ocho.
Hecho en Jesús María, Córdoba (Argentina)
Todos los derechos reservados.
Las opiniones emitidas no necesariamente reflejan las opiniones o posiciones de los administradores de Semanario Primer Día.

Seguidores

Archivo del blog

Nuestra misión es dar a conocer nuestros servicios gratis Ayudadeblogger.com